martes, 4 de septiembre de 2007

El particular debut de Jorge Garbajosa

Garbajosa saluda a Marc Gasol durante el primer partido de España en el Eurobasket- EFE.

Nada le había hecho más ilusión en su vida. Ni su debut en la ACB, ni los éxitos en Unicaja. Ni tan siquiera su estreno en la NBA. Mientras Jorge Garbajosa (
Torrejón de Ardoz, Madrid, 1977) se sacaba su polo azul, rememoraba los últimos cinco meses: la caída de la lesión, su promesa casi imposible de llegar al Europeo y las interminables conversaciones entre la Federación Española, Toronto Raptors y la aseguradora. Y allí estaba, en Sevilla, en casa. Volvía por fin, apenas un día después de que un email le diera la autorización.

Eran las 21.45 horas. Quedaban 2 minutos y 26 segundos del primer cuarto: salió a la pista Garbajosa por Felipe Reyes. El estreno era ante Portugal (56-82), un rival voluntarioso que entonces (13-16) sobrevivía por la calidad de sus tiradores, Filipe da Silva y Joao Santos, posiblemente su jugador de más calidad, que pronto cometió su tercera personal y se fue al banquillo. Ahí se diluyó el grupo de Valentin Melnychuk, que estaría más de cinco minutos sin anotar (15-32, parcial de 2-16 para España).

Por aquel entonces Garbajosa había fallado un par de triples y había anotado un tiro libre -con sus palabras secretas de rigor-. "Al principio estaba descentrado, aún me falta un poco para llegar al nivel que quiero tener", dijo después el ala-pívot.

Cabezas, espectacular

La selección era ya un grupo exquisito: transiciones rápidas, gran defensa, presión absoluta. Un fallo del rival era una contra de España, una réplica del base Carlos Cabezas, que está en un estado de forma espectacular. El jugador de Unicaja asistió a Garbajosa, que anotó su tercer punto y se tocó la oreja derecha. Como hace su compañero Berni Rodríguez como homenaje a su novia cuando mete canastas.

"No estaba obsesionado con meter puntos. Sólo tenía ganas de sentirme bien. Y así me he sentido, cómodo, la pierna ha respondido bien", explicaba el ala-pívot internacional tras la primer victoria de España en su Eurobasket. El grupo de Pepu Hernández domina el grupo B y mañana se enfrentará Letonia, que ganó a Croacia (85-77).

El triple

Cuando más se divertía España -tres canastas espectaculares de Pau Gasol (19 puntos y cuatro rebotes)-, llegó el esperado triple de Garbajosa (29-58, minuto 26). Y, segundos después, otra canasta. Fue su octavo y último punto ante un rival que hasta entonces sólo había provocado cinco faltas personales y seguía empecinado en recortar distancias con lanzamientos de tres. Algo que sólo lograría en el último cuarto. Demasiado tarde.

A poco más de tres minutos del final Garbajosa se fue de la pista y entró Reyes. la prueba había salido bien y el público le premió con una gran ovación. Aún se oyeron más los aplausos del Palacio Municipal de San Pablo cuando regresó cuando quedaba un minuto. Fue otro gran detalle del seleccionador para un "líder silencioso", como le definió Sergio Scariolo cuando le entrenó en el Unicaja. Para un jugador que ha hecho lo imposible durante cinco meses para recuperarse de una luxación de tobillo con rotura de la cápsula articular y del peroné. En teoría necesitaba seis meses de recuperación. Pero ahí está. E incluso ha tenido su particular debut.

1 comentario :

nito dijo...

Gracias por la crónica. No pude ver el partido, así que leerlo aquí ha sido un sucedaneo valioso. Lo he disfrutado. Gracias.