sábado, 8 de septiembre de 2007

Rudy sentencia el partido más defensivo

Con este mate cerró su cuenta Rudy Fernández, 20 puntos ante Grecia. -EFE

Triunfo de renombre. Victoria de autoridad de España ante Grecia (76-58). Sin la mejor versión de Pau Gasol y con Rudy Fernández como gran estrella en el último cuarto, en el que con nueve puntos (20 en total) sentenció el partido más defensivo. El grupo de Pepu Hernández comienza de la mejor manera posible la segunda fase del Eurobasket. El domingo le espera Rusia, que ganó a Portugal (78-65) con 16 puntos de Kirilenko y domina el grupo con tres victorias, por dos de la selección.

Era una doble reválida. Un partido complicado ante el actual
subcampeón del mundo y el último en llevarse el torneo continental. Una oportunidad para olvidar las dudas del inicio de torneo. Especialmente en las últimas acciones ante Croacia, en las que la selección no hizo falta personal y se llevó dos triples. Salió bien el gran reto. España tuvo que cambiar su filosofía. No era un día para seguir su media de puntos (86'3). Era la ocasión de defender mejor que nunca. Porque el juego del grupo de Panagiotis Giannakis es así: segundas ayudas, presión al límite, calidad repartida en muchos nombres.

Grecia está llena de estrellas, pero en este Eurobasket ninguna ha respondido. Papaloukas, el crack que siempre sale de suplente y lo cambia todo, apenas modificó nada. Entró en la pista a falta de dos minutos del primer cuarto y anotó un par de canastas de pillo diez minutos después (36-24, minuto 18). De esas en que nadie le ve debajo del aro y aprovecha la asistencia para anotar a placer.

Recambio Mumbrú

Ése fue el primer amago de reacción de la selección helena. Se quedó en eso. En dos minutos España volvió a distanciarse. Con la conexión
Navarro-Pau Gasol, que esta temporada disfrutarán los Grizzlies y con un triple de Àlex Mumbrú, que apenas jugó (cuatro minutos), pero que lo anotó todo. Tres tiros, siete puntos. El lanzamiento de tres del jugador del Real Madrid, sin duda uno de los mejores recambios del torneo, cerró la primera parte (45-24). Grecia falló hasta tres triples seguidos. Su estadística hasta entonces (1 de 13) y 6 de 25 al final le condenó.

No le sirvió a
Grecia provocar el partido lento. Agotar sus posesiones y cerrar muy bien el rebote defensivo (España sólo cogió dos rechaces en los dos primeros cuartos). El grupo de Pepu Hernández siempre fue por delante, a excepción del parcial inicial de 0-2. Carlos Jiménez, en el quinto intento, anotó los primeros puntos. Un triple, tras poco más de tres minutos de presión, faltas y defensa. Giannakis no disimulaba su desaprobación con el criterio arbitral y se ganó una técnica, que no desaprovechó Navarro. El escolta azulgrana, que jugaba sus primeros minutos en el torneo tras su lesión no falló desde la línea de personal y anotó un triple (18-11, minuto 7).

Tendrá que luchar mucho
Navarro si quiere ser titular en el Eurobasket. Su eterno suplente, Rudy, es, tras Pau Gasol, el más regular. Sabe temporizar su clase. Aparecer cuando peor lo pasa la selección y sumar cuando se encadenan errores. El escolta olvidó su poco afortunado partido ante Croacia (1 de 6 en triples) con una actuación sensacional ante Grecia, con 20 puntos, 11 en la primera parte y el resto en los últimos minutos del cuarto.

Otro ritmo

El partido pasó a
jugarse a otro ritmo tras la reanudación. Ambos equipos se sienten cómodos con transiciones rápidas. Corriendo. Y eso pasó durante unos minutos. Pau Gasol, que hizo un partido más discreto (15 puntos y 3 de 7 en tiros de dos), anotó su cuarto triple en este Eurobasket, uno cada partido, y en la acción siguiente le emuló Zisis.

Era un duelo más físico que estético. Perdía la pelota
Calderón, iniciaba la contra Tsartsaris, llegaba Rudy para recuperar el balón. Y Jiménez anotaba otro triple (53-36, minuto 27). España, pese a sumar tan sólo 11 puntos en el tercer cuarto, no sufría demasiado. Grecia no tenía réplica: pasos de Papaloukas, misma infracción de Papadopoulos. Sólo Borousis llegó a 10 puntos. Una aportación colectiva poco acorde con el historial del conjunto heleno.

Tampoco era una amenaza
Diamantidis, MVP de la Euroliga, que apenas entró en juego y sólo aportó ocho puntos (con un 1 de 5 en triples). Mientras, Kakiouzis sufría en el banquillo. Aún no entendía por qué no había salido todavía. Su primer tiro, un triple, animó a su selección, que llegó a ponerse a 12 puntos (56-44, minuto 33) tras otra acción genial de Papaloukas (9 puntos). Fue el último aviso. Entonces apareció Rudy, que lleva un Eurobasket muy interesante: un par de contras seguidas, un triple y una asistencia con alley-hoop de Pau Gasol. Con un mate espectacular cerró su aportación ofensiva. 20 puntos. El escolta internacional fue clave para sentenciar el partido más defensivo. La ACB lo disfrutará un año más.

2 comentarios :

ivanjoan dijo...

Un blog muy interesante!
Aparte de felicitarte, q hace un tiempo q te leo, me gustaria pedirte, si supieses, como ver los partidos por internet. Estoy en UK y me los estoy perdiendo!
Saludos


Ivan

Toni Delgado dijo...

Muchas gracias, Iván. Puedes ver los partidos de la selección y todos los demás a través de www.balonsexta.com

Un saludo y a disfrutarlos;

Toni