sábado, 14 de marzo de 2009

Joseba Llorente: de ignorado a goleador en la Champions

Llorente celebra su gol en Atenas -EFE.



Ha pasado de pedir trabajo entre los equipos de Segunda a ser uno de los goleadores de la Champions con el Villarreal. En cinco años la vida de Joseba Llorente (Fuenterrabía, Guipúzcoa, 1979) ha cambiado por completo. En verano de 2004 sólo encontraba propuestas en Segunda B. Ahora el delantero vasco es el jugador que más chuta entre los tres palos de la Copa de Europa. Remata cada 26’2 minutos en una competición en la que suma cuatro goles en 343. Tres ante el Aalborg y el último ante el Panathinaikos en Atenas, el gol del pase de su equipo para cuartos de final.

Formado en la cantera de la Real Sociedad, Llorente asume que la fama y el reconocimiento le han llegado tarde, pero no está dispuesto a desperdiciar la oportunidad que tanto se ha ganado. El éxito a veces no entiende de edades: a los 27 logró su primer hat trick ante el Recreativo de Huelva (3-1); y ahora con 29 es uno de los candidatos para ir por primera vez a la selección, como ha reconocido el propio Vicente del Bosque.


Goles imborrables
Llorente es el delantero de los goles imborrables. Tiene el honor de haber marcado el tanto más rápido de la Liga (7’22-7’42 segundos) en un Valladolid-Espanyol de finales de enero del curso pasado. “Está muy bien eso de pasar a la historia, así cuando alguien supere el registro dentro de diez o quince años volverán a acordarse de nosotros, que estaremos en casa tomando una cerveza y diremos: joder, cómo corría”, bromeó el protagonista rememorando la jugada que Víctor, entonces su compañero en ataque en el Valladolid, tenía pensada desde hacía tiempo. Llorente sacó de campo y echó a correr. Víctor se la acomodó, se dio la vuelta e hizo un pase largo. El delantero vasco controló y superó de vaselina a Iñaki Lafuente. En Pucela también recuerdan a Llorente por haber anotado el gol que aseguraba la de su equipo en Primera en la última jornada de la temporada pasada ante el Recreativo (1-1).

Imagen de su gol ante el Espanyol, el más rápido de la Liga.


En Valladolid tampoco pueden olvidar el lado más sensato del jugador, que rechazó una oferta superior del Athletic a cuatro días del inicio de la pasada campaña para no dejar en la estacada al Valladolid, con el que acababa de ascender a la Liga. “No podía hacerlo. Era el único club que confió en mí. Les debía fidelidad”, subraya Llorente, que explica meses antes un jugador de la plantilla rojiblanca le dijo que el club le quería, pero la propuesta no se concretó hasta el último momento.

Cláusula irrisoria

El Athletic sí que podía haber fichado a Llorente dos temporadas antes, tras proclamarse máximo goleador de Segunda con 18 goles y quedarse a las puertas de ascender con el Eibar (2004-2005). Su cláusula entonces era irrisoria (450.000 euros), aunque el Valladolid lo acabaría fichando por una cifra aún más baja (entre 330.000 y 300.000). Este verano le costó al Villarreal cinco millones de euros: un negocio redondo para el conjunto pucelano. Una gran oferta para el propio jugador, que difícilmente había podía imaginarse disputando partidos de Champions.

Jugar contra los mejores equipos de Europa y en uno de los clubes con un presente más destacado es un premio para Llorente, que ha tenido que luchar contra las opiniones de muchos, periodistas y aficionados, que le veían demasiado espigado y delgaducho como para triunfar en Primera con el Valladolid. Su respuesta fue contundente: 17 goles. Un Representaba un extraordinaria con la máxima categoría tras haber jugado 24 partidos con la Real, el último en la temporada 2002-2003, cuando el equipo estuvo a punto de lograr la Liga.


Llorente, en un partido con la Real- realsociedad.com


“Este chaval vale”

Le ha costado que expertos y afición le tomasen en serio. Muchos veían a Llorente como otra eterna promesa. La enésima. Otros, como el típico fracasado que sólo puede ir para abajo. Nadie parecía confiar en él en junio de 2004, cuando la Real no quiso renovarle el contrato y el Eibar, en el que había estado cedido ese año, desestimó su fichaje en un primer momento. “Este chaval vale, nos lo quedamos”, rectificaría, contundente, Jose Luis Mendilibar en cuanto firmó por el equipo como nuevo entrenador. El vizcaíno había visto jugar al delantero varios partidos y estaba convencido de su potencial.

No tardó Llorente en agradecerle la confianza a su nuevo entrenador marcando nueve de los primeros 19 tantos del club en un curso en el que el Eibar rozó el ascenso y el jugador se proclamó máximo goleador de la categoría. Al final de la temporada Mendilibar ficharía por el Athletic y el delantero vasco, por el Valladolid. El técnico consideró que no le necesitaba en Bilbao teniendo a Isma Urzáiz y el otro Llorente, Fernando. Jugador y técnico (fue destituido en Bilbao en la 10ª jornada) se reencontrarían un año después en el conjunto vallisoletano. Esta vez sí lograrían el ascenso a Primera.

Volver a la elite era un premio para Llorente, que el 3 de octubre de 1999 había debutado con la Real en la Liga en La Romareda. Eran tiempos de ilusiones y de buenas actuaciones con el Sanse en Tercera. Su estreno en Anoeta no se haría de rogar demasiado. El 28 de noviembre, cuatro días después de su 20º aniversario, entraba al campo con empate a uno ante el Numancia para sustituir a Óscar De Paula. “He decidido sacar al chaval. Es debutante, pero era la única oportunidad de ganar”, convino en la rueda de prensa Javier Clemente, que le dijo que se colocase delante de Juan Gómez y buscase el desmarque. Dicho y hecho: Llorente remató de cabeza un centro desde la banda izquierda y, emocionado, a punto de llorar, se llevó las manos a la cabeza. “Son momentos que llevas soñando toda la vida. Iba a Atotxa siempre y durante estos años he trabajado día a día para llegar hasta aquí”, dijo el protagonista, que celebró el gol dándole una patada al banderín de córner. El mismo gesto que escogió en Atenas. Ya ocupa un hueco entre los mejores. Tan sólo Gerrard, Klose, Messi, Lisandro, Benzema y Del Piero llevan más goles que él en la Champions.

6 comentarios :

Bocha dijo...

Gracias por comentar ABRAN CANCHA, mira lo del Madrid es tristisimo, e fuera de entendimiento, crack yo voy por el barça, jaja, saludos.

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com

P. M. X. dijo...

Un crack Llorente, en Villarreal ya se había ganado el aprecio de muchos antes incluso del gol en Grecia. Bromean con su origen basco y le llaman 'borroquilla' con mucho cariño.

un saludo desde cultura-de-futbol.blogspot.com

Esteban dijo...

un capo, supo salir del ostracismo, pensar que si seguía en Real Sociedad, estaba jugando en la B!

saludos

http://d-coleccion.blogspot.com/

Esteban dijo...

agregado! pasate a ver el link en la lista de links...

saludos!

PD: agregame...

El_Acertijo dijo...

Muy buen blog Toni! si te interesa cambiamos links y nos hacemos seguidores! espero tu respuesta!

Abrazo

Tremendamente Motivados


Post: Asi se motiva el Barcelona.

pro_magicalonso dijo...

Es muy bueno Llorente y se nota.
Gracias por pasarte por mi blog, ya te he linkeado allí, porque si me parecee bien el intercambio de enlaces, me gusta tú blog felicidades por el y me pasaré por aqui.
Saludos

http://promagicalonso.blogspot.com/