domingo, 14 de junio de 2009

Rossi vence a Lorenzo en un duelo de leyenda de un Mundial con tres líderes

Rossi y Stoner, a punto de cruzar la línea de meta -AFP.


Cada fotograma de la pugna entre Valentino Rossi y Jorge Lorenzo en la última vuelta del GP de Catalunya responde a un pedazo de obra de arte, destila la belleza del cuerpo a cuerpo entre dos pilotos desbocados, unidos por la habilidad, el riesgo y cierta inconsciencia. Unidos también por una misma marca, Yamaha, pero con dos equipos de trabajo distintos, Rossi y Lorenzo proporcionaron una de las mejores carreras de los últimos años, que sólo se resolvió en la última curva a favor de Il Dottore. Un epílogo brillante, eterno, a un último giro en el que hubo cuatro adelantamientos. 95 milésimas les separaron. Una rareza en una competición, MotoGP, poco dada a este tipo de desenlaces. También es insólito que Rossi comparta el liderato del Mundial con el propio Lorenzo y Casey Stoner, tercero en el Circuit de Catalunya. Los tres suman 106 puntos y dos victorias en las seis pruebas disputadas. En otro grupo, casi sin opciones al título, están Dani Pedrosa (67), que acabó sexto diezmado por su nueva caída el sábado y su compañero en Honda Andrea Dovizioso (69), cuarto.


La última vuelta bien se merecía un lugar en una buena exposición de fotografías para poder ver encadenados e inmóviles cada uno de los movimientos de Rossi y Lorenzo en la última vuelta. Ver cómo Lorenzo aprovechaba la zona de la salida de pit lane para sobrepasar a Rossi, como éste le pasaba poco después y el balear respondía al instante con una especie de adelantamiento del adelantamiento. El definitivo llegaría en la última curva y permitiría a Rossi llevarse su noveno triunfo en Montmeló, una victoria “más excitante que la de Laguna Seca con Stoner. El duelo ha durado hasta el final, he necesitado el 110%, mientras que EE UU pude rodar las últimas cinco vueltas con tranquilidad”. Il Dottore estaba eufórico, consciente de haber superado una situación límite. Casi con la misma alegría que cuando ganó dos de sus títulos en circunstancias parecidas: en la última curva del último giro del majestuoso Phillip Island de Australia. Primero a Max Biaggi (2001) y después a Sete Gibernau (2004). A los que fueron sus enemigos público. El trato de Rossi con Lorenzo es distinto, especialmente porque defienden la misma moto. “Jorge es un grande”, dijo el octacampeón del mundo. Al balear los elogios de su referente le hicieron valorar aún más la proeza realizada y lamentar el error cometido: “No he sabido cerrarle la puerta y lo ha aprovechado. Ha sido más valiente, mejor. Aún quedan muchas carreras”.


Ajeno a este duelo legendario estuvo Stoner, que sólo pudo seguir la rueda de Rossi y Lorenzo en el primer tercio de la prueba. La imagen del piloto de Ducati con el rostro desencajado, una toalla en la cabeza y sentado en las escaleras contrastaba con las de sus rivales haciendo reverencias al público. Stoner tenía problemas estomacales, como confesó: “Hicimos lo posible para parar los síntomas. Las cosas fueron mejor de lo que esperábamos. La moto no iba muy bien y yo no estaba en condiciones de mostrar su potencial”. Quien no habló fue Pedrosa, que se fue casi de incógnito y no quiso atender a la prensa. Su representante, Alberto Puig, le disculpó: “Ha acabado con mucho dolor, pero hay podido correr y coger algunos puntos. Para lo dura que ha sido la prueba y las condiciones que ha corrido está más que bien”. Sete Gibernau finalizó 15º tras no haber podido correr en Le Mans y Mugello. Toni Elias continuó con su particular maleficio en Montmeló y no acabó la carrera, que tuvo casi 25.000 espectadores menos que el año pasado. De 113.000 a 88.502. La crisis, por suerte, no se trasladó al asfalto. Rossi venció a Lorenzo en un duelo de leyenda de un Mundial con tres líderes. Casi nada.


4 comentarios :

Bocha dijo...

Tengo cero idea de esto, pero bien por el.

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com

pro_magicalonso dijo...

Vaya mundial que nos espera como esto siga así, más igualdad imposible, hoy la carrera de Moto GP estuvo al final muy pero que muy bien, con tanto adelantamiento entre Rossi y Lorenzo al final. Saludos

Toni Delgado dijo...

Espero que tengas razón, pro_magicalonso. Si todas las carreras fuesen como ésta el audiencias se multiplicarían y a los que ya nos gustan aún nos gustarían más. Impagable el duelo Rossi-Lorenzo sin olvidar a Stoner. Un saludo. Gracias por tu comentario Bocha;

Esteban dijo...

valentino... un grande... no te retires más!!! hace magia con la moto
saludos
http://d-coleccion.blogspot.com/