lunes, 17 de agosto de 2009

Marta Domínguez: culto al inconformismo

Domínguez celebra su primer oro en un Mundial -EFE.


En tiempos de crisis económica, laboral y emocional Marta Domínguez (Palencia, 1975) representa un optimismo basado en la perseverancia y el inconformismo, en no aceptar sin más las circunstancias y no encontrar excusas suceda lo que suceda. Hace justo un año, otro 17 de julio, sonreía ante las cámaras después de tropezar en una valla a 300 metros de final cuando luchaba por su primera medalla olímpica en los 3000 obstáculos: “Mi relación con los Juegos… Vaya historia”. Ni una sola frase en condicional y sobre algo que no hubiese sucedido. Sólo una moraleja: “Esto me va a hacer más fuerte”. 365 días después Marta Domínguez volvió a sonreír, esta vez de felicidad, por ser la primera medallista de la delegación española en los Mundiales de Berlín. Por su excepcional oro en la misma prueba y convertirse en la primera atleta nacional en ganar el metal más preciado en un campeonato del mundo desde que lo hiciesen en Sevilla 1999 Abel Antón en maratón y Niurka Montalvo en salto de longitud. Además, acertó en su pronóstico: ahora es más fuerte si cabe, todavía más inconformista y ya tiene el récord de España de la especialidad (9:07.03). La plata de fue para la rusa Yuliya Zarudneva y el bronce, para keniana Milcah Chemos Cheywa, mientras que la campeona olímpica y plusmarquista mundial, Gunara Galkina, finalizó cuarta.


“Es un sueño desde niña. ¡Soy la más feliz del mundo! Siempre he entrenado para estar entre las mejores, pero este año me he sacrificado para el soy”, explicaba, con la sonrisa que nunca le abandona, Marta Domínguez. Una deportista inquieta que debutó en los Mundiales en Gotemburgo (1995) corriendo los 1.500 metros para pasarse a los 3.000 y 5.000 o, puntualmente, a los 10.000. Marta Domínguez es una ganadora completa, pues es campeona de Europa de 3.000 en pista cubierta (Viena 2002), en dos ocasiones de 5.000 al aire libre (Múnich 2002 y Gotemburgo 2006) y en cross, ya que en diciembre de 2007 ganó los Campeonatos de Europa en Toro (Madrid). La palentina tiene también tres bronces en Europeos en pista cubierta (Estocolmo 1996, Valencia 1998 y Gante 2000) y otro en el Europeo de Budapest (1998), y dos platas mundiales (Edmonton 2001 y París 2003), y otras dos repartidas en el Mundial de pista cubierta de Birmingham (2003) y los Europeos celebrados en 2007 con las mismas condiciones en dicha ciudad.


Sprint final fantástico

Por lo que se refiere a la carrera, Marta Domínguez siempre se mantuvo entre las primeras, cómoda fuese cual fue el ritmo que marcase la gran favorita, la rusa Galkina. La atleta palentina pasó cuarta los durísimos 1.000 primeros metros (3:01:26) y tercera los 2.000, más normalitos (6:06.45). “Cuando la tunecina Ghribi ha cambiado a 700 metros del final me puse algo nerviosa, pero apreté los dientes y seguí su paso y el de Galkina”, relató Marta Domínguez. También replicó con suficiencia al intento de escaparse a falta de 300 de Zarudneva, la rusa teóricamente menor. Galkina y Ghibri no aguantaron, tampoco la keniana Cheywa. Así que Marta Domínguez, ya sin obstáculos, batió en la última recta a Zarudneva y aún le dio tiempo de sacarse su eterna cinta de la cabeza y moverla a modo de celebración.

“Estaba concentrada en no caerme”, confesó Marta Domínguez, que si se desequilibró en Pekín fue porque tenía miedo de no pasar bien la última ría. Se obsesionó en ello y tropezó en la valla precedente. Un error que ha entrenado una vez por semana en Palencia con su hermana y César Pérez, su consejero técnico, un atleta que intenta recuperarse de las consecuencias de un accidente de moto. Ellos forman el equipo de trabajo de Marta Domínguez desde que ésta rompió con Mariano Díez, su entrenador de toda la vida.

Tan alegre como exigente consigo misma, tan accesible para los periodistas como obsesiva del método y la perfección, Marta Domínguez merece estar entre las mejores deportistas españolas de la época, entre un grupo recudido formado por nombres como Sheila Herrero, Arantxa Sánchez-Vicario o Gemma Mengual. A la palentina sólo le falta una medalla olímpica: no ha tenido suerte en los Juegos Olímpicos. Al infortunio de Pekín se añaden la inexperiencia de su debut en Atlanta 1996 en 1.500 metros con sólo 20 años –quedó eliminada a la primera–, una gripe que le impidió alcanzar la final de 5.000 en Sydney 2000 y una lesión que le dejó en casa en Atenas 2004. En Londres 2012 tendría 36 años: “Me estoy haciendo mayor y no sé cómo llegaré. Ojalá fueran este año”. No sería extraño que tuviese opciones de medalla. El culto al inconformismo de Marta Domínguez no tiene límites.


Mayte Martínez, a la final de 800 y desastre en 1500


Exactas sensaciones, la misma ambición imperturbable desprende Mayte Martínez (Valladolid, 1976), que una carrera llena de obstáculos y que poco después de lograr un tremendo bronce en los Mundiales de Osaka de 2007 tuvo que retirarse de la competición por una fascitis plantar y renunciar a los Juegos Olímpicos de Pequín. Estuvo 15 meses fuera de la competición y se planteó un objetivo lejano y complicado: llegar a Berlín. Ha logrado algo más grande, alcanzar contra pronóstico su cuarta final consecutiva en un Mundial: “Más que por mérito mí ha sido por demérito de las de la tercera semifinal”. Martínez quedó tercera de su serie (1.58.72) y se clasificó por tiempos. “Por soñar que no quede. No tengo nada que perder”, advirtió en TVE. Quienes no podrán seguir compitiendo serán Juan Carlos Higuero y Reyes Estévez, eliminados en semifinales de 1500 metros. España siempre había tenido al menos un representante en la final de un campeonato del mundo en las once citas precedentes, desde el el primero, en Helsinki (1983). Higuero quedó séptimo en su serie con 3:37.33 y Estévez, octavo en la suyo con su mejor marca del año (3:37.55).


7 comentarios :

Deprisa dijo...

La escuché anoche en la radio y tiene un espíritu que es de oro. No pongo en duda la importancia del entrenamiento, ni mucho menos, pero su actitud tiene sin duda mucho que ver con su éxito.

FORMULA ZETA dijo...

Felicidades a ti también por el blog, está muy bien. El intercambio de enlaces está hecho, y además me hago seguidor de tu blog!! Un saludo!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Digna de admiración. Gane o pierde, Marta es un ejemplo para los jóvenes que se inician en cualquier deporte. Me alegro mucho por su oro. Un abrazo.

4-3-3 dijo...

Espíritu de superación, diría yo. Enhorabuena.
Me ha gustado mucho tu blog. Me hago seguidora. Quieres intercambiar links? Tengo uno de fútbol: http://cuatrotrestres.blogspot.com

Un saludo!

akaneroller dijo...

Por luchadora e incombustible.
Por salir adelante, por su actitud ante los momentos malos que en ocasiones hay en toda competición.

Me hizo muy feliz saber que había ganado el oro en los Campeonatos de Atletismo de Berlin.
Toda una campeona!!!

Me gusta mucho tu blog y el tratamiento que das a las noticias de todo tipo de deporte.

Un saludo desde Barcelona.

Arraigoo dijo...

Si, una triunfadora, siempre estuvo ahi y pienso que seguira algun añito mas, aunque lo mas importante ya lo consiguio!


Por cierto acepto el intercambio que me mandaste por e-mail, quedas ya añadido, espero lomismo jeje.

Un saludo
www.tocaladecara.blogspot.com

Toni Delgado dijo...

@ deprisa, la actitud de Marta es increíble. Muchos deportistas (o la gran mayoría de personas) podrían aprender mucho de ella. El mundo funcionaría bastante mejor con dicha actitud.

@Fórmula Zeta, un placer compartir enlaces. Tu blog está muy bien. Vaya semana de noticias sobre F1. Lo de Raikkonen es lamentable. Nos leemos ;)

@Fernando, totalmente de acuerdo. Incluso se tropezó con la valla en Pekín mostró una gran sonrisa. entonces llevaba pocos meses preparándola... No hay palabras.

@4-3-3, culto al incorformismo, espíritu de superación... Todo suena a positivo :) Propuesta aceptada. Ya formas parte del listado ;)

@akaneroller, muchas gracias por tus comentarios y me alegro de que te sintieras tan bien con la victoria de Marta. Un saludo desde Hospitalet ;)

@Arraigoo, pues esperemos que llegue a Londres 2012. Aún puede darnos más alegrías. Ya estás en los blogs recomendados. Merci!