martes, 8 de septiembre de 2009

Pau Gasol evita el adiós al Eurobásket

Pau Gasol coge un rebote anticipándose a un rival -EFE.


Todo pudo acabar poco después de haber comenzado. El final del Eurobásket para España estuvo a punto de concretarse en el segundo partido y ante una selección como la de Gran Bretaña, que hace años ni tan siquiera existía por falta de financiación. Si Sergio Scariolo no es ya un técnico virtualmente (y popularmente) destituido del cargo es principalmente por Pau Gasol, el héroe de un equipo que de nuevo estuvo irreconocible y que a cuatro minutos de la conclusión estaba… eliminado tras encajar un parcial de… ¡3-19! Pau desatascó a España con nueve puntos en el último cuarto. Números que a nivel individual le sirvieron para alcanzar los 27 tantos y once rebotes y que hicieron posible el triunfo, muy apurado, por 84-76. La selección sigue en Polonia y eso, sorpresivamente, es la verdadera noticia.


Pau acaparó los titulares de un encuentro que era propicio para gustar y gustarse y que pudo ser recordado para siempre como el del gran fracaso de la generación de oro. Faltó, como suele decir, el canto de un duro. Y lo impidió el pívot de los Lakers, resguardado con un aparatoso vendaje en su mano izquierda, un símbolo de batalla en una jornada teóricamente balsámica. Porque Gran Bretaña pareció cualquier selección de nivel o eso le hizo creer España, que en cuanto logró su segunda máxima ventaja (62-48, min. 28; la primera había sido 55-39) se descompuso y encajó un parcial de 7-25. Transformada en un comerciante que intenta agradar a sus potenciales clientes el día de la inauguración de la tienda, la selección española sucumbía 69-73 a 4m58s. Hasta que cambió su actitud. Rudy Fernández, en su estreno en el torneo, recuperó un balón imprescindible. Fue el primer paso. Los siguientes -triple de Juan Carlos Navarro de por medio- fueron esponsabilidad de Pau. Pero ni con el parcial de 13-0 (81-73 a 18’7 segundos) pudo alivarse España. Quedaba otro triple estratosférico de Jarrett Hart. Scariolo y los suyos sólo pudieron respirar con los tiros libres, faceta en la que continúan sin desenvolverse como acostumbran. El 20/40 (65%) tampoco es habitual.


Ratón de laboratorio


Las sensaciones que trasmite el grupo de Scariolo siguen siendo malas y preocupantes para el futuro inmediato. Desde el amistoso en Lituania España se ha convertido en un equipo que permite a su rival reinventarse y conocer límites que desconocía. Es una especie de ratón de laboratorio. Lo fue para Serbia, perdedora ante Eslovenia por 80-69, y volvió a serlo para Gran Bretaña, que ya sabía que dispone de pívots de calidad, músculo y contundencia bajo el aro, pero que también era consciente de que tiene un exterior inocente y limitado. Pues los británicos acabaron cambiando su programa y a punto estuvieron de ganar con un carrusel de triples, fundamentalmente con Hart y Mike Lenzly como protagonistas, ambos con un soberbio 4/5 de efectividad. El grupo de Chris Finch supo desquiciar a España, que sólo anotó tres puntos entre el final del tercer cuarto y el ecuador del último. Protestaba más que jugaba la selección de Scariolo: Rudy recriminaba a los colegiados que le hubiesen señalado una técnica. Los británicos eran más pragmáticos y con sus dos improvisados tiradores estaban dispuestos a hacerse un hueco en las portadas de los periódicos de su país. Una proeba pues allí el básket debe ser como mucho el octavo deporte.



Nada hacía presagiar un desenlace tan ajustado tras un inicio muy desequilibrado, de acorde con las diferencias entre un equipo y otro. La teoría se cumplió tan sólo en el primer cuarto y parte del segundo, cuando, como se le presupone, España defendió con agresividad forzando a su rival a tiros nefastos desde media distancia y recuperó la solvencia y la variedad en ataque. Todo eran sensaciones positivas, pues Rudy Fernández jugaba a un excelente nivel sus primeros minutos en el torneo. El jugador de los Blazers, que ya tiene tanto desparpajo en los anuncios promocionales como en la pista, no parecía haber estado unos días renqueante por una rotura fibrilar. Rudy metió dos de los cinco primeros triples (5/6) de una selección que olvidó su nefasta puntería desde dicha distancia en los dos partidos precedentes y acabó con un buen 10/19.


Libertad para Mensah-Bonsu


El egoísmo y la desorganización eran la seña de identidad de Gran Bretaña, advertida por las faltas personales (hasta cuatro jugadores acumulaban dos) y condicionada por la libertad de decisión que tenía Pops Mensah-Bonsu (sólo seis puntos) para hacer cuanto quisiera. Casi siempre lanzamientos muy mal dirigidos y que, con suerte, salían repelidos por el aro. Contenido por Pau, el ex jugador del DKV Joventut operaba lejos de donde rinde, en la pintura y machacando el aro. Chris Finch optó, con buen criterio


Desactivado Mensah-Bonsu se activaron el resto de compañeros, como Joel Freeland, un pívot fino que lleva años destacando en la ACB y que acaba de ser fichado por Unicaja o el base Flinder Boyd, superior a Ricky Rubio, totalmente intermitente como el equipo en este Eurobásket. Quien sí rindió a un buen nivel fue Víctor Claver con 12 puntos en el segundo cuarto, coincidiendo con los últimos momentos de cierto relax para una España decepcionante. Pau Gasol evitó su adiós al Eurobásket. Hablar de oro ahora suena más pretencioso todavía que antes.


7 comentarios :

Jose Antonio blogsfcfutbol dijo...

creo que españa llegará minimo a semis, tiene un equipazo, en el primer partido nos cogieron por sopresa los serbios..puede pasar !

saludos!

Adrián Navarro dijo...

La verdad, creo que tenemos equipo para ganar el Eurobasket. Pero primero se tienen que definir cosas como el base importante. Sin tener un base que juegue más de 15 minutos no se puede ir a ningún lado. También hay que mejorar la rotación de jugadores, ya que cuando alguien entra en racha sale de la cancha. Y lo más importante, hay que mantener la intensidad defensiva de ayer en el primer cuarto los 40 minutos.

Un saludo desde Pekefutworld y Fútbol es Pasión

4-3-3 dijo...

Equipo para ganar hay.. pero si se sale con las mismas ganas.. no sé yo. Si no es por Pau, no estamos aún en Polonia. Y creo que Rudy también hizo una gran actuación. A ver qué hacemos hoy..
Saludos!

Quique dijo...

Excelente crónica Toni, creo que España ha pillado un virus y tiene que encontrar su bacuna, hoy es un buen día para curarse, si son capaces de superar a Eslovenia....

Pau es genio, es el Dalí del Baloncesto Español....por Dios, que le santifiquen.

Un saludo
Quique

David dijo...

Hola¡¡¡
enlazado estas¡¡
un saludo¡¡¡

Deprisa dijo...

Hoy han tenido otra caraja, pero por fortuna han ganado. A ver si estos días de descanso les sirven para centrarse.

Toni Delgado dijo...

@Jose Antonio, equipo hay, pero se conceden demasiadas facilidades en el último cuarto, cuando se decide todo.

@Adrían Navarro, estoy de acuerdo con lo que comentas, especiamente en el último punto. Con finales de partido así en una eliminatoria y ante un selección digna no tenemos mucho que hacer...

@4-3-3, lo de Pau ha sido extraordinario. Hay que tener en cuenta que era su segundo partido desde que ganó el anillo.

@Quique, muchas gracias ;)Al amigo Pau habría que hacer un homenaje especial. Tienes razón. Quizás santificarlo sería excesivo :) La vacuna ha sido un parche. Lástima porque antes del último cuarto habían jugado realmente bien en algunas fases.

@David, gracias! Ahora te agrego también;)

@Peor les fue en el Europeo de 1999 y consiguieron la plata. Esperemos que, como dices, les sirva de lección de una vez.