domingo, 22 de agosto de 2010

Navarro lidera a una España que acaricia la revancha de Pekín ante Estados Unidos

Navarro, autor de 20 puntos, controla la pelota ante Iguodala -EFE.

– ¿Qué sabe del Barça?       
– Nada.  
– ¿No conoce a ningún jugador? ¿Ni a Juan Carlos Navarro?     
– No. En el hotel veremos vídeos sobre ellos.      

Rodeado de grabadoras, micrófonos y cuadernos de notas, Maurice Cheeks reconocía sin complejos que no había oído a hablar de Navarro, que entonces todavía no había realizado su breve periplo por la NBA y con parada en Memphis. Cheeks descubrió quién era Navarro tres días después de aquellas declaraciones, el 5 de octubre de 2006, cuando La Bomba se fue a los 18 puntos en la victoria en el Palau Sant Jordi de los azulgrana ante los Philadelphia 76ers por 104-99. Cheeks vivió como técnico la primera derrota de un equipo estadounidense ante un equipo de la Liga ACB. España ya había empezado su mejor época ganando el Mundial de Japón y en 2008 estuvo a punto de dar la sorpresa en la final de los Juegos Olímpicos de Pekín, marcada por el cuestionable criterio arbitral y los pasos irónicos de Navarro. En la Caja Mágica de Madrid se presentó un Estados Unidos sin Wade, Bryant o LeBron, pero que tuvo que exprimir a su quinteto inicial para impedir que una España irregular y La Bomba (20 puntos) se tomaran la revancha de Pekín. Los visitantes ganaron por un ajustado 85-86, conquistando, por tanto, el triangular en el que también participó Lituania, perdedora en ambos encuentros. Durant (25) taponó el último tiro de Rudy. Antes, Ricky había fallado un triple ante un rival que se defendió en zona en el último ataque. 

Ahora la NBA ya conoce a los Navarro, Rudy, Marc Gasol o Ricky, que tiene pendiente su desembarco a Estados Unidos. Y el entrenador de la selección estadounidense, Krzyewski, ya analiza y valora el juego de los jugadores españoles, con el Mundial de Turquía en el punto de mira y Pau fuera de foco por necesario descanso. España busca su referente y por lo visto en los amistosos, el papel lo desempeñarán Marc (17 puntos ante Estados Unidos), un coloso cada vez más sólido y versátil –pocos esperaban su espectacular transformación cuando jugó en Japón por la lesión de Fran Vázquez– y Navarro, el más experimentado de los convocados para Turquía y el revulsivo en el último partido preparatorio antes del Mundial, en una actuación discontinua.

Demasiados regalos

Siempre surgió Navarro como desatascador de una selección desconcertada por momentos y a la que le costó 4m 26s anotar su primera canasta. La Bomba apareció con un triple (3-8), el octavo intento del grupo de Scariolo, muy nervioso y precipitado en el tramo inicial ante el recital de Rose (13 puntos) y Durant, ganador del máximo anotador de la NBA la pasada temporada con 30’1 puntos de media. “¡No podemos regalar tanto!”, se quejaba Scariolo, desesperado ante un saque de Calderón que acabó en una contra para recrearse.

Con Rudy poco activo y Garbajosa completamente desactivado en la primera parte, España ofrecía su peor imagen en mucho tiempo, a la altura de su desastroso amistoso en Lituania previo al Eurobásket de Polonia. Estados Unidos protestó una técnica a Krzyewski, apodado Coach K, que unido a una personal de Curry acercó a España (14-20 a los 7m 45s). Pero fue algo puntual, pues el combinado español fallaba lo infallable (16% de acierto en el primer cuarto, 28% en la primera parte) y llegó a perder por 14 puntos. Hasta que surgieron Marc y otro triple espléndido de Navarro, que anotaría cinco puntos más antes del descanso (33-45).

Se acerca la selección

España templó los nervios y afinó la puntería tras su paso por los vestuarios y se reconoció por fin repitiendo su quinteto inicial en el tercer cuarto por primera vez en los encuentros de preparación, con Calderón como director. El base de los Raptors se retiró tocándose el muslo, lleno de dolor. Sería con Ricky como instructor cuando el equipo se expresó como mejor sabe. En un duelo delicioso con Rose, Ricky le respondió a una canasta con un robo que permitió a Reyes finalizar el contraataque. A cinco puntos (45-50 a los 22m 40s) y a cuatro tras una bomba de Navarro (a los 24m 51s, 53-57), que se entendió muy bien con Vázquez. Pero de nuevo se despistó con un parcial de 0-8 entre el último medio minuto del último cuarto y el inicio del cuarto final y con Durant como agitador (58-71 a 9m 54s). Pero España se sostuvo con un dos más uno de Llull y el trabajo de sus pívots.     

Cómo no tenía que ser Navarro quien empatase el partido a 80 a 2m 37s. Y después intentó una bomba más que enrevesada, que no entró. El partido continuó como un thriller donde cualquier error podía ser definitivo. Ricky habilitó a Marc para que machase y diese a España su primera ventaja del partido (82-80, a 1m 54s). Situación que entre el incombustible Durant y Rose, en una acción de All Star, solventaron el 82-84 a 32’9. Otra vez apareció Navarro con una canasta más tiro adicional, 85-84. Pero Rose no fallaría desde la línea de personal a 16’9 segundos. España no supo cómo atacar la zona en la última jugada y acarició su revancha de Pekín. En el Mundial, ya cosas serias, podrá tener otra oportunidad. La mejor.  

España (16+17+25+27) 85: Rudy (5), Navarro (20), Calderón (0), Marc Gasol (17) y Garbajosa (4) -quinteto inicial- San Emeterio, Vázquez (8), Mumbrú (3), Claver (1) y Llull (4). Estados Unidos (23+22+24+17) 86: Billups (10), Igoudala (4), Durant (25), Rose (13) y Odom (12) -quinteto inicial-, Gay (4), Gordon, Westbrook (8), Chandler (3) y Curry (7). Árbitros: Arteaga, Groble y Bultó.         
     

4 comentarios :

SE dijo...

Yo creo que en el mundial no haremos tantos regalos. Eso sí espero que el arbitraje sea equitativo y no se favorezca a los "yanquis"

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Un grande sin duda.


Pd. Te recuerdo que este miércoles a las 18:50 aproximadamente te entrevistamos en el programa

Una Resaca Cualquiera dijo...

Hola!
Que partidazo, aunque parece increible el egocentrismo de los americano
Por cierto, como se echa de menos a Andres Montes
http://unaresacacualquiera.blogspot.com/

Toni Delgado dijo...

@SE, esperemos que así sea. La pájara y la confusión de casi toda la primera parte y el final del tercer cuarto fue grande.

@Juan, gracias por el recuerdo ;) Hablamos mañana. Hay muchas ganas :P

@Una Resaca Cualquiera, Montes tenía un estilo propio, pero también es cierto que se iba del partido demasiado. Bienvenido al blog. Esperemos verte por aquí pronto.