jueves, 23 de septiembre de 2010

Lo esperado, un triunfo holgado sobre Mali en el debut mundialista

Valdemoro, en la imagen botando el balón, fue la máxima anotadora del partido -FIBA/ Elio Castoria. 

Los elogios, las grandes palabras, funcionan casi siempre como advertencia en el universo deportivo. De la nueva España de José Ignacio Hernández se han dicho cosas muy buenas en estas semanas de preparación y se espera que en el Mundial que acaba de empezar en la República Checa dé el paso histórico de colarse en semifinales por primera vez tras un ciclo exitoso en el que acumula cuatro bronces y una plata en los últimos cinco Europeos. Del sobrado estreno de la selección ante Mali, saldado por 36-80, sólo se pueden extraer conclusiones sabidas de antemano: la absoluta diferencia entre la 23º en el ránking FIBA y la quinta; y dos datos históricos, el estreno con el grupo de Sancho Lyttle y los 100 partidos con el combinado nacional de Marta Fernández. Lo inesperado llegó con el gran acierto desde la línea de tres, con un balance de 11 de 19 (58%). España lidera el grupo C y se enfrentará este viernes (Marca TV, 15.15 horas) al otro equipo que lleva una victoria, Corea del Sur, que sorprendió a Brasil (61-60).   

Nombrada los dos últimos años la MVP de la Liga femenina, Lyttle aporta a España una intimidación y una versatilidad que la selección echaba de menos desde la retirada de Betty Cebrián. Hasta el 26 de junio era ciudadana de la isla caribeña de San Vicente y las Granadinas. Ese día se nacionalizó, una propuesta de su club, Perfumerías Avenida, y se le abrieron las puertas abiertas de la selección de par en par. Lyttle no jugó ni un solo amistoso de pretemporada porque estaba jugando la WNBA, donde su equipo, Atlanta Dream, fue finalista. Y contra Mali se estrenó antes de la previsto: a los 2m 35s por las dos personas de Cindy Lima, una mina en los rebotes, pero a la que ha veces se le cruzan los cables. 13 puntos y siete rebotes fue el balance de Lyttle en su primer partido con España.

La única ventaja

El partido fue también muy especial para Marta Fernández, que no jugaba un encuentro oficial con la selección desde el Mundial de Brasil de 2006, pues durante su periplo como seleccionador Evaristo Pérez no supo (o no quiso) hacerle un hueco entre las convocadas. Incluso llegó a decir que era una pieza que no encajaba en el puzzle. La salida de Pérez y la llegada al banquillo de Hernández anunciaba el regreso de Fernández, a la que ha entrenado este año en el Wisla Can Park de Polonia. Es una de las jugadoras que mejor juega los contraataques de Europa y no tenía sentido que viera los partidos de España desde su casa. Su partido, eso sí, fue normalito con cuatro puntos y tres asistencias. No lo notó el grupo ante un rival que sólo tuvo una ventaja (5-4 a los 2m 35s), cuando Diawara aprovechó uno de los tiros libres tras al segunda personal de Lima. La respuesta, casi instantánea, llegó de la mano de Amaya Valdemoro, la institución de la selección, la líder de la última década, pero quizás también, de rebote, una de las más cuestionadas en ciertos momentos. La ex jugadora del Ros Casares y fichaje de relumbrón del Rivas Ecópolis fue la mejor con 18 puntos y un 4/6 en triples.

Con los tiros de tres solucionó España algún momento de relajación, inevitable, ante un rival que cedía 13-41 al descanso, con una actuación insuficiente de su estrella, Djénébou Sissoko (12 puntos, aunque fue la única en superar la barrera de los seis puntos), y que sólo mejoró en el tramo final con un parcial de 6-0 que hizo enfadar a Hernández. La canasta al límite  de la posesión de Alba Torrens, a la que le faltan un par de telediarios para ser la referente del grupo, y el triple final, también sobre la bocina, de Laia Palau, que también jugó de base con Elisa Aguilar y Nuria Martínez en el banquillo, despidieron un partido en el que la selección cumplió con su comedido. El lógico: el triunfo holgado.  

Mali (7+6+10+13) 36: Gandega (2), Traore (4), Tirera (2), Coulibaly (2) y Diawara (6) –quinteto inicial–, Touré, Maiga, Bagayoko, Maiga Ba (6), Dabo, Diakite (2), Sissoko (12) España (15+26+24+15) 80: Fernández (4), Lima (2), Palau (8), Montañana (10), Valdemoro (18) –quinteto inicial–, Aguilar (3), Martínez (3), Lyttle (13), Nicholls (2), Cruz (6) y Torrens (11).    

1 comentario :

Fluzão Eterno dijo...

He creado un blog sobre Fluminense el corazón de mi equipo y me gustaría preguntarle si usted podría ayudarme a hacer un vínculo de asociación conmigo gracias y felicitaciones por tu blog:

Fluzão Eterno: Fluzão Eterno