sábado, 15 de enero de 2011

Navarro salva al Barça en San Sebastián superando los 6.000 puntos en ACB

Navarro lanza una 'bomba' ante la mirada de Sánchez y Anderson - EFE.

Los genios entienden de formas y contenido y elaboran sus propias teorías. Improvisan y crean mejor que nadie y se hacen un hueco en la historia por su capacidad de anticiparse a los hechos y de interpretar los acontecimientos. 457 partidos después de su debut en el Palau contra el Covirán Granada nadie duda que Juan Carlos Navarro (Sant Feliu de Llobregat, 1980) sea uno de los mejores jugadores españoles y, por extensión, europeos y que alcance récords individuales responde a un recorrido lógico. Su último paso lo dio en San Sebastián, en la apurada victoria de su equipo ante el Lagun Aro GBC (75-78). La Bomba respondió con 22 puntos –los dos últimos desde la línea de personal, a Andy Panko se le salió el triple que hubiese forzado la prórroga– y seis asistencias. Navarro se marcó de nuevo la canasta que también le sirve de apodo y entonces, a los 25m 45s superó los 6.000 puntos en la Liga ACB. Ahora totaliza 6.009 y se queda a un tanto del mítico Chicho Sibilio. Alberto Herreros, con 9759, le queda muy lejos todavía, pero el jugador, colocado provisionalmente como 17º mejor anotador, sí que superará en breve también a Xavi Fernández (6042) y Claude Riley (6074). Con este triunfo el Barça completa la primera vuelta como líder y será cabeza de serie en el sorteo de Copa del Rey, torneo al que aspiran cinco equipos para repartirse las tres últimas plazas que faltan en una jornada matinal de domingo impagable.

“Lo teníamos casi controlado, pero a falta de cuatro o cinco minutos hemos bajado el pistón”, reconoció en Teledeporte Navarro, poco dado a un discurso profundo, sino a la concreción y la sinceridad. En dos minutos y medio los azulgrana se relajaron cediendo un parcial de 13-1 ante un Lagun Aro GBC, inmenso y constante que celebró el 75-76 con dos tiros libres a 9’05 segundos de Salgado, que paró a Navarro. La Bomba tampoco erró desde la línea de personal y la última jugada, ordenó Pablo Laso, tenía que ser un triple para Baron. El tirador falló en su octava tentativa (sólo dos aciertos, 1/6 en tiros de dos, -5) y Navarro y su Barça respiraron tranquilos. En la rueda de prensa el técnico azulgrana no se olvidó de cómo llegó el triunfo: “No hemos sabido administrar la ventaja que teníamos, hemos perdido en lugar de aprovecharlo a nuestro favor”.    

La famosa canasta

Volviendo a la canasta histórica de Navarro, añadir que supuso el empate a 46 para los azulgrana, que siempre habían ido por debajo desde el 11-12 (a los 5m 29s) tras un triple de Anderson, que como los buenos estudiantes progresa de forma excelente y es el complemento ideal para La Bomba en ataque. Al recién llegado sólo le llevó un partido –una actuación fugaz y nada afortunada ante el Madrid–  adaptarse a la Liga ACB y al grupo para adaptarse y asumir galones. Con contrato hasta final de temporada, Anderson continúa en un gran estado de forma: en San Sebastián anotó 15 puntos, después de haber llegado a los 24 en el duelo entre semana ante el Meridiano Alicante en el Palau, estar más discreto en Málaga (ocho puntos) y anotar la acción definitiva en Bilbao (17). Es un tirador con confianza, descaro y carácter, que demostró encarándose con Panko tras hacerle personal. Resultó un encuentro muy pasional con acciones como ésa, la pataleta de Ndong en el parqué (se ganó una técnica) por entender que Doblas le había dado un codazo (el pívot senegalés enseñó el labio como prueba) y otra técnica para Domen Lorbek al propio Anderson. El hermano del azulgrana Erazem –baja de última hora– cometió otra personal rápido y alcanzó un récord negativo: tres infracciones en nueve segundos…

Los azulgrana gestionaron mejor esos momentos repletos de gestos, chispas y pitos de una grada muy poco convencida con el criterio arbitral para alcanzar una máxima renta de 13 puntos (60-73 a 5m 03s) gracias a la pareja Anderson-Navarro, una defensa aguerrida y un director descarado como Sada. Pero los locales persistieron y de nuevo recurrieron a los jugadores que le habían hecho dominar gran parte del partido. Así Kone amplió el número de rebotes (acabó con nueve, a 10 llegó Miralles), Doblas continuó demostrando por qué es uno de los jugadores más luchadores del torneo –es además el único que ha jugado todos los partidos en ACB con el Lagun Aro GBC– y Panko resurgió. Incluso Baron anotó por fin otro triple. La remontada estuvo cerca, pero Navarro, en un partido tan simbólico para él, lo impidió. La Bomba y la suerte, pues el último triple de Baron dio varias vueltas en el aro y se salió. Para la historia un dato: Navarro superó los 6.000 puntos: “Al principio estaba un poco nervioso. Me lo habían recordado muchas veces…”.   

Lagun Aro GBC (19 +17 +20 +19) 75: Uriz (6), Panko (19), Baron (8), Miralles (3), Doblas (13) –quinteto inicial-, Lasa, Salgado (9) , Kone (6), Sánchez (8) y Lorbek (3). Barça (16 +18 +26 +18) 78: Rubio (4), Navarro (22), Perovic (9), Vázquez (12), Anderson (15) –quinteto inicial–, Sada (6), Lakovic, Ingles, Ndong (4), Morris (6) y Grimau.      

1 comentario :

Maria Luisa dijo...

Hola Toni, soy seguidora de tu blog y queria pedirte intercambiar enlaces con mi blog de poker.

Aunque ya se que mi blog es de poker tambien tenemos un punto de vista medianamente serio y objetivo ;)

http://www.jugarpokergratis.net

Si quieres contactatme en marialuisa524@gmail.com

saludos!