jueves, 5 de junio de 2014

Los cantos de sirena a Tomic

Pretendido según la prensa por Utah Jazz, el pívot croata se luce en Valencia (58-77)

Tomic trata de superar a Doellman - Foto: ACB Photo. 


Hace tres semanas le contaba a Robert Álvarez en El País que no ve partidos de la NBA porque no le interesan y que tampoco lee la prensa. Por mucho que se aísle a Ante Tomic (Dubrovnik, Croacia, 1987) le habrá llegado de una forma u otra el posible interés por hacerle un hueco en la plantilla de Utah Jazz, que en 2008 le draftearon en la posición 44, justo la de su dorsal en el Barça. A Tomic no le despistaron los cantos de sirena y los rumores sobre su futuro y ofreció su versión más fiera en La Fonteta, por más que pecara de alguna una falta personal innecesaria. El pívot croata estuvo cuando el equipo le necesitó, cuando Huertas quiso encontrarle y también batalleó en el rebote, un aspecto fundamental para el parcial de 1-15 durante el tercer cuarto que acabó por hacer tambalear a un Valencia Basket agotado y sin brújula (58-77).  


El momento decisivo llegó tras un tapón de Papanikolaou a Triguero, que se quedó con un palmo de narices. De pretender machacar el aro pasó a ver cómo la jugada acababa con un triple de Navarro, sin puntería en toda la primera parte (33-35) y que se marcó dos triples casi seguidos. El otro, también también tras otra intervención de Papanikolaou, atento a un rebote ofensivo. Las segundas o terceras opciones le supusieron al Barça hasta 23 puntos por ninguno de un Valencia Basket que cuando encadenó dos acciones positivas de Rafa Martínez para limar diferencia fue rematado por un Nachbar errático hasta entonces. Doellman, torturado físicamente, era ya un espectador de lujo y, falto de puntería y de buena selección de tiro,estaba lejos del perfil que le ha hecho ganarse a pulso el MVP de la competición.  

Sada, el de antes

Al contrario que al conjunto de Perasovic, al Barça nunca le faltó un jugador o varios sobre los que sostenerse. Empezó suelto Huertas en un primer cuarto de errores mayúsculos de ambos equipos y Sada recordó al que fue temporada anteriores en el segundo, pues estuvo intuitivo y rápido, pareció omnipresente e inagotable. Virtudes que el base de Badalona ha sacado en ocasiones contadas este curso, el más discreto de su etapa como azulgrana. También tuvo su incidencia Lampe, capaz de hacerse con cuatro rebotes ofensivos. 

Una temporada complicada en Valencia para Lucic, lesionado gran parte del curso en un equipo corajudo que ha sabido estar a un nivel espléndido todo el año pese a sus bajas. El caso es que el alero serbio fue un torbellino por momento, insuficiente para su equipo en un pésima día para los aleros y escoltas locales. Sato, fundamental y polivalente casi siempre, tardó tardó 27 minutos en anotar y solo sumó desde la línea de tiros libres, Lafayette apenas tuvo incidencia y los fogonazos de Pau Ribas llegaron a destiempo en un partido marcado por el temple de Navarro, la fogosidad de Nachbar y sobre todo el hambre de Tomic, al que poco le importa lo que escriban o cuenten sobre él. Está decidido a hacer cambiar de opinión a sus detractores, que olvidan, por ejemplo, que ha sido MVP dos meses consecutivos en la Euroliga, de la que formó parte del quinteto ideal.    

VALENCIA BASKET 58 (14+19+9+16): Van Roosom (2), Ribas (12), Sato (4), Doellman (11), Lishchuck (8) –quinteto inicial-; Triguero (2), Lucic (11), Rafa Martínez (3), Lafayette (5) y Aguilar (0). BARÇA 77 (16+19+16+26): Marcelinho (6), Oleson (1), Papanikolaou (6), Nachbar (15), Tomic (15) –quinteto inicial-; Dorsey (2), Sada (8), Abrines (0), Navarro (13), Lorbek (0), Lampe (8) y Pullen (3). Árbitros: Hierrezuelo, Pérez y Cortés. Pabellón Fuente de San Luis. 7.900 espectadores. Primer partido de la semifinal de la Liga ACB

No hay comentarios :