domingo, 19 de octubre de 2014

Amaya Gastaminza, la réplica de una trotamundos

La navarra lidera la victoria por 63-76 ante el Rivas Ecópolis del CB Islas Canarias, su nuevo equipo tras rescindir el contrato con el Cadí La Seu 

Amaya Gastaminza, en su etapa en Huelva - Foto: CB Conquero. 

"Ha sido todo muy rápido. Ayer me marché de La Seu [d'Urgell], me fui a mi casa y esta mañana a las diez he salido desde Pamplona". Así relataba su bendita "locura" Amaya Gastaminya (Pamplona, 1991), recién aterrizada en el Aeropuerto de Gran Canaria. Eran sus primeras declaraciones para su nuevo club, el CB Islas Canarias. Acababa de rescindir, de mutuo acuerdo, el contrato con un Cadí La Seu dirigido por Miguel Ángel Ortega, que no la pudo disfrutar en Burgos. Entonces Gastaminza pasó un año en blanco
tras lesionarse en la rodilla en un amistoso. Exacto infortunio que la había privado de disfrutar del todo su aventura en la NCAA (Oregon State University). De Estados Unidos aterrizó para ganar la Liga y la Euroliga con el Perfumerías Avenida de Lucas Mondelo. En Salamanca estuvo un año como en el Hondarribia Irún, el Ciudad de Burgos y el CB Conquero. Ahora debe ser un puntal en el CB Islas Canarias, al que hizo despegar en el Cerro del Telégrafo anotando 10 puntos de sus 15 puntos en los primeros seis minutos (8-17). El temple Ángela Salvadores fue insuficiente para un Rivas Ecópolis golpeado por su deficiencia en el rebote (31 por 46), por los triples de Patricia Cabrera (3/3) y de la que hasta hace unos meses era su jugadora, Vega Gimeno (4/8). 

Tanto en pretemporada como en su pobre debut ante el Club Baloncesto Al-Qazeres, al CB Islas Canarias le había faltado ímpetu en el arranque. Esta vez, sin embargo, "veníamos muy mentalizadas para empezar fuertes desde el principio". Palabra de Gastaminza, muy cómoda y ágil en la zona al inicio, y bien secundada por los puntos de la polivalente Parks. También sobresalía, aunque desde más allá de 6'75 (1/8 en tiros de dos), Vega Gimeno. Muy aplaudida y valiente en su regreso al Cerro del Telégrafo, se vació como hace siempre. Lo mismo que Ocete, la única que jugó sin descanso los primeros 27 minutos. 

Las visitantes alternaban anotadoras, mientras que las locales, con escasa rotación, sufrían en defensa y dependían en exceso de Salvadores, tan rápida con las manos como con los pies. Yurena Díaz dirigía con suficiencia al conjunto de Mingo Díaz, y Cáceres pondría la máxima ventaja (35-61 a los 27m 55s). Fue entonces cuando Sara Rodríguez, que había tenido una accidentada entrada (se le cayó encima Vega Gimeno y se hizo una brecha en la barbilla), tuvo un par de chispazos. Como Marta Blanes o la constante Salvadores. Canastas anecdóticas que no le hicieron ninguna gracia a Mingo Díaz, insatisfecho por naturaleza y siempre directo: "Hay que ir más rápido en el ataque. No quiere decir que tiremos a la primera. Tenemos que ser más rápidas". En la única reacción real del Rivas Ecópolis al principio (18-22 a los 8m 42s), con Vujovic Ajanovic y, claro, Salvadores, como protagonistas, recordó: "¡Balón de dentro a fuera. ¿Qué llevamos haciendo toda la semana?"). 
  
RIVAS ECÓPOLIS 63 (18+11+15+19): Ocete 4, Salvadores 15, Vujovic 11, Kulas 2 y Ajanovic 11 -quinteto inicial-; Grande 3, Blanes 10, Rodríguez 4, Muhate 0 y Hermida 3. CB ISLAS CANARIAS  76 (25+19+20+12): Díaz 13, Parks 11, Gimeno 15, Gastaminza 15 y McDonald 3 -quinteto inicial-; Junio Mbulito 3, Cabrera 9, Santana 0, Cissé 0, Ndoye 0, Mongomo 0 y Cáceres 7. Árbitros: Francisco José Zafra y David Sánchez Benito. 

No hay comentarios :