jueves, 25 de junio de 2015

La valentía de Anna Cruz

La alero del Nadeznha Orenburg anota un dos más uno a nueve segundos para clasificar a una España coral a semifinales tras vencer a Montenegro (75-74) 


Sílvia Domínguez, Anna Cruz y Alba Torrens celebran el acceso a semifinales.  

"Atacamos con Cruz, ¿de acuerdo?", dice, serio, convencido, Lucas Mondelo, mientras mira a los ojos de sus jugadoras. En esa frase está el futuro de España en el Eurobásket de Hungría y Rumanía. En esa indicación se esconde mucho más que un partido. Quedan 20'7 segundos y la selección pierde 72-74 ante una Montenegro impulsada por la contundencia y delicadeza de Angel Robinson en la zona y un triple recién metido por Jovanovic. Cruz es Anna Cruz (Badalona, 1986), quien recibe de Marta Xargay. Anna Cruz bota y bota y como
lo que es, como un relámpago, entra en la zona, con la extrema frialdad de buscar el contacto con Vujovic. La alero del Nadeznha Orenburg aprieta los puños y logra el dos más uno (75-74). Es la jugada definitiva, la acción que acaba sellando el acceso de España a semifinales, pues ni Robinson ni Vujovic aciertan con los últimos tiros. Es el broche de oro a la actuación de una selección coral, con un imán como Alba Torrens (28 puntos y seis faltas recibidas en 38 minutos) o dos interiores que no entienden de actitud, sino de actitud como Laura Gil (siete rebotes, cinco de ellos ofensivos) y Laura Nicholls (ocho puntos, y 16 rebotes, los mismos en ataque que en defensa). Vencedora por 77-74 ante Rusia, Francia será el rival este viernes (Teledeporte, 20.30 horas) por un lugar en la final. En la otra semifinal se enfrentarán Bielorrusia y Serbia. 

El "atacamos con Cruz, ¿de acuerdo?" se refiere a aquella jugadora que se pasó sus minutos en la Liga sufriendo en el banquillo de Rivas. Lesionada, no pudo impedir que su equipo perdiese el torneo ante el Perfumerías Avenida. Anna Cruz se fue como una jugadora  mucho más segura y como la exterior más decisiva y con más clase. Miguel Méndez tuvo mucha culpa en esa progresión, que no pudo demostrar en el pasado Eurobasket de Francia. "Los pequeños detalles son los que deciden y vamos a Francia con un equipo que ya juega a una velocidad y con un ritmo al que Anna Cruz no ha podido llegar tras lesionarse en el último partido de la Liga", resolvió Lucas Mondelo. Fue el primer descarte. El verano siguiente, y tras su primer curso en Rusia, Anna Cruz debutó con nota en las New York Liberty, conquistando a aficionados, jugadoras y al mismísimo The New York Times.  Semanas después ganaba la medalla de plata en el Mundial de Turquía.   

Esta vez renunció a jugar en la WNBA cuando todavía era de las New York Liberty (en abril fue traspasada a las Minnesota Lynx) para estar con sus compañeras desde el primer día. Lo recuerda Lucas Mondelo en la guía del torneo elaborada por la FEB: "Es la correcaminos del equipo. Trabajadora incansable, es capaz de hacer lo mismo que otra alero, pero a una velocidad superior. Ha mejorado en situaciones de lectura de juego al poder alternar el base con el alero". Darle la confianza de una jugada que puede marcar el torneo a Anna Cruz dice mucho de Lucas Mondelo y de la protagonista, que no para de crecer, y cuyas raíces en la selección son cada vez más sólidas. "Mi impresión es que ahora se equilibra mucho mejor y eso le está dando ocurre que mucho más acierto. Le hacen falta mucho menos tiros para llegar a sus puntos. Torrens falla la anterior y quizás Lucas ve mejor y menos cansada a Cruz...", le cuenta Carlos Revillo a Cronómetro de Récords. Y Marta Navarro interviene: "Eso es gran labor de confianza de Lucas Mondelo con Anna Cruz y de ella consigo misma. ¡Eso es equipo! Es basket!"

Un equipo

Equipo en mayúsculas. Sílvia Domínguez fue el faro durante muchos minutos por el irregular partido (y es noticia) de Laia Palau, que a los 2m 58s se cargó con dos personales. Con 17 puntos, Torrens fue el gran sustento anotador de España en una primera parte muy igualada (39-37). Sin Dubljevic, lesionada, Robinson fue todavía más Robinson, y Skerovic, un faro, por más que sufriese con las personales. La tortura también de Ndour, eficiente cuando estuvo en la pista. A Nicholls le costó encontrar la puntería, pero no extravió su garra. Tampoco lo hizo Gil, siempre dispuesta. Anna Cruz fue la única capaz de meter un triple en España (1/10, 53-48 a los 26m 45s) y quien impulsó a España junto a Alba Torrens en el inicio del último cuarto (65-55 a 6m 19s). Pero Montenegro resistió e hizo un parcial de 0-11 (66-67 a 2m 41s). Anna Cruz eliminó a Perovanovic, asistió a Marta Xargay... Ndour metió su última canasta antes de ser eliminada. Cruz anotaría los últimos cinco puntos de una España en la que no jugaron Lucila Pascua y Leticia Romero. Núria Martínez lo hizo en los últimos segundos, justo después de la acción definitiva.  

Anna Cruz es un relámpago que "congeló el tiempo con ese dos más uno. Confianza y carácter para llevar a España hacia semifinales". Así describen la jugada desde Basket Femenino [@basketfem], una de las cuentas más activas de Twitter difundiendo todo tipo de material de baloncesto femenino. "Las grandes jugadoras aparecen en los momentos difíciles. Y Anna Cruz no ha hecho sino demostrar una vez más que es una de las mejores jugadoras de Europa", interviene Fran Cortés, de EnCancha. Sandra Núñez, compañera suya de medio, lo tiene claro: "Creo que Anna Cruz es una jugadora mágica que nunca tiene miedo. Sabes que en los momentos clave va a aparecer como se ha visto hoy". "Frialdad, decisión, coraje. Me ha ganado... Nos ha hecho ganar. Gracias #selFEM", dice Manuel. "Cruz. Cruz, Cruz, Cruuuuuuuz. Cómo se ha echado el equipo a la espalda...", cierra Quique Hernández. 

ESPAÑA 75 (16+23+16+20): Palau (2), Xargay (6), Torrens (28), Nicholls (8) y N’Dour (12) —quinteto inicial—; Domínguez (6), Cruz (12), Martínez (-), Gil (1) y Herrera (-). MONTENEGRO 74 (17+20+15+22): Skerovic (11), Pasic (4), Jovanovic (10), Perovanovic (9) y Bjelica (5) —quinteto inicial—; Popovic (), Aleksic (4), Vujovic (6), Vucetic (2) y Robinson (23). Árbitras: A. Panther (ALE), M. Mazzoni (ITA) y G. Kapitany (HUN). Eliminadas: Nicholls y Ndour por España; Perovanovic, por Montenegro. Pabellón: Budapest Arena: 1.000 espectadores. 

No hay comentarios :