jueves, 13 de noviembre de 2008

Navarro suple las carencias del Barça ante un Prokom vulgar (74-62)

Navarro intenta asiste a un compañero ante Hrycanick -EFE.

A falta de equilibrio y de propuesta coral al Barça le bastó con la inspiración de Juan Carlos Navarro para romper su racha de dos derrotas consecutivas y lograr la tercera victoria en la Euroliga ante el Asseco Prokom (74-62). El conjunto azulgrana recuperó el liderato del grupo B, que comparte con Panathinaikos y Montepaschi, gracias al talento de su jugador franquicia. Navarro anotó 14 de sus 21 puntos en el tercer cuarto e hizo olvidar al Palau lo que había tenido que ver y sufrir hasta entonces: un encuentro horrible entre dos equipos tan apáticos como erráticos e inocentes. El mejor aliado del escolta catalán fue otro clásico, el capitán Roger Grimau (ocho puntos y cinco rebotes), reconvertido otra vez de base tras las lesiones de Jaka Lakovic y Víctor Sada y la nula fiabilidad de Andre Barrett, que salió en el quinteto inicial y que aún no se ha adaptado al equipo.

Al Barça le cuesta arrancar. Ha llegado a noviembre completamente agotado física y mentalmente por un calendario demasiado exigente. Durante gran parte de la primera parte se colapsa, recurre a jugadas forzadas y cae en los errores más tontos. Afortunadamente para sus intereses al rival le sucede lo mismo. En Siena el conjunto azulgrana tan sólo anotó 34 puntos y recibió 32, ante Estudiantes logró 30 y cedió 34. Ante un Prokom muy vulgar hizo números similares en la primera parte: sumó 30 puntos y recibió 26.

Buena actuación de Trias

El partido por momentos fue caótico y de una calidad impropia de la mejor competición europea. Tan sólo David Andersen (10 puntos) y el fichaje estrella del equipo polaco, Ronnie Burrell (ocho), anotaban con cierta facilidad. Ni siquiera Ersan Ilyasova, que antes del encuentro recibió el trofeo de MVP de octubre de la Euroliga, mostraba su nivel habitual. Pascual lo cambió por el defenestrado Jordi Trias. La entrada del ala-pívot catalán coincidió con la reacción del Barça, que metió su primer triple (de Gianluca Basile tras fallar los seis primeros) y lanzó sus dos primeros tiros libres (Daniel Santiago a los 12'43''). El conjunto azulgrana pasó de perder por cuatro (12-16 a los 12'30'') a irse al descanso cuatro por delante (30-26). Trias aportó seis puntos y ratificó que es un sexto/séptimo hombre más que aprovechable.

El gran argumento del Prokom fue su defensa, cerrada y ordenada. Lo fue hasta que Navarro se exhibió. El escolta internacional es uno de los jugadores más pasionales de Europa. Tiene la virtud (o el defecto, según se mire) de sumar varios puntos seguidos después de no haber participado apenas antes. La Bomba, que sólo había anotado cuatro puntos en la primera parte, metió 14 en menos de nueve minutos y, en la siguiente acción, asistió a Fran Vázquez para que machara (56-38 a los 29'30'', la máxima ventaja del encuentro). Era el contexto propicio para que tuviese un par de minutos la joven promesa azulgrana, Nihad Dedovic, que ya había debutado en el torneo el curso pasado ante el Partizán.

La diferencia parecía bastante clara como para inquietar al Barça, pero pareció todo lo contrario en el inicio del último cuarto. Con Barrett como desorganizador y con una inferioridad sonrojante en el rebote el conjunto azulgrana iba camino de protagonizar un epílogo tan lamentable como el de Siena. Dos pérdidas consecutivas absurdas y un par de canastas regaladas a Filip Dylewicz (ocho puntos y cuatro rechaces) y Koko Archibong (seis puntos y cinco rebotes) hicieron reaccionar a Pascual, que optó de nuevo por dar a entrada a Grimau de base por Barrett. Una declaración de intenciones y un bálsamo para el Barça, que con un triple de Ilyasova a 2'39'' (69-52) se aseguró el triunfo. Los triples de su rival (un pobre 3 de 15) llegaron demasiado tarde. El primero, de Aleksej Nesovic, se hizo esperar hasta los 34'15''. Un síntoma de la vulgaridad de un Prokom inocente que, a pesar de todo, sólo cedió hasta que apareció Navarro.


1 comentario :

Navedo dijo...

Hola.

Para eso está Navarro ¿no? Cuando el resto del equipo falla la bomba debe ser el que se juegue todos los tiros, estilo Juan Palomo.

Un saludo!!

El fútbol es injusto