domingo, 23 de abril de 2017

La capa de Itziar Llobet

Femení Sant Adrià jugará en Liga Femenina tras superar a un CB Alcobendas corajudo (53-62) 

Itziar Llobet protege la pelota ante Paula Palomares. Foto. FEB. 

El Segle XXI es un vivero de promesas que se llevan lecciones de vida de la Residencia Blume y cuyo recorrido posterior en la pista depende de muchos detalles. Itziar Llobet (Barcelona, 1993) llegó al proyecto en 2007 procedente de la cantera del UB Barça, aunque sus primeros pasos los había dado en la Unió Esportiva Sant Cugat, club en el que su padre, Pere Llobet, formó parte del área de organización y en el que también creció su hermana Aleyda. En el Segle XXI la base-escolta catalana maduró y convivió con jugadoras

Irene San Román, la vacuna contra las adversidades

Estudiantes regresa a Liga Femenina tras remontar ante un notable AD Cortegada (60-57)

Irene San Román. Foto: Sweet Basket (Lou Mesa & Manuel Martínez). 

"También creo en el amor a primera risa" es la frase que Irene San Román (1992) tiene en su cuenta de Twitter. La alero de Estudiantes es risueña dentro y fuera de la pista, y una vacuna contra las adversidades propias y de su entorno. Lo comprobó un notable AD Cortegada, al que Irene San Román (22 puntos), enfermera en un hospital del sur de Madrid, arrebató el ascenso a Liga Femenina en el Palacio Municipal de los Deportes de León (60-57). Estudiantes regresa a la élite siete años después tras su 18ª victoria consecutiva.

miércoles, 19 de abril de 2017

Leo Rodríguez, la puntería de la confianza

La escolta grancanaria conduce a la final de Liga a Uni Girona ante un Araski sin acierto (43-61) 

Leo Rodríguez, durante la Copa de la Reina. Foto: Toni Delgado. 

De la noche a la mañana, la pequeña Leo Rodríguez (Las Palmas de Gran Canaria, 1991) pasó de acompañante a protagonista. Iba con su madre a recoger a su hermana Laura tras el entrenamiento y se ponía a jugar sola con la pelota en una esquina. Begoña Santana se le acercó una tarde.

¿Quieres jugar con las niñas de tu edad mientras esperas a tu hermana?
¡Vale! —respondió Leo, que disfrutó tanto con la experiencia de jugar con las canteranas