lunes, 7 de septiembre de 2009

España se ahoga en el favoritismo

Krstic intenta quitarle la pelota a Pau Gasol -EFE.


Hay imágenes que permiten conectar dos sucesos en el tiempo, como si la vida fuese una historia que se pudiese editar en una sala de montaje. Ver a Pau Gasol fallar sus primeros ocho tiros libres –repitió uno– en el estreno del Eurobásket de Polonia fue verle de nuevo tirado en el parquet tras haber perdido la final Europeo de España, después de errar el último tiro. Casi dos años separaban dichas escenas, enlazadas por la decepción y concretadas en dos partidos horrendos de la selección española, ahogada en ambas ocasiones en el favoritismo y en la búsqueda sin brújula de un mínimo manual. Si en 2007 ante Rusia en Madrid se quedó en 59 puntos, ahora en Varsovia rebajó todavía más su eficacia (57) contra una Serbia renovada y jovial que destila presente y futuro y pretende rememorar a corto plazo la hegemonía de Yugoslavia, la última selección que había ganado a España en el primer partido de un Eurobásket (1991). La derrota ante la selección de Dusan Ivkovic, cifrada en 66-57 y que llegó a ser por 19 puntos (56-37), es un gran toque de atención para los jugadores españoles y para todos aquellos cronistas que escribieron en sus previas del torneo que el oro era el único objetivo real y aceptable. Las estadísticas (2/19 en triples o 15/28 en tiros libres) demandan prudencia y mucho más respeto por los otros rivales el grupo C, Gran Bretaña y Eslovenia, vencedora ante los británicos por 59-72.


En los últimos tiempos a España se le presupone un juego rápido, exigente en la defensa y muy creativo y eficaz en el aspecto ofensivo. Cualidades que son independientemente del seleccionador que la dirija, de que se llame Pepu Hernández, Aíto García Reneses o Sergio Scariolo, que en su debut oficial presentó un equipo previsible, sin más argumentos que los propios de la gran batería de nombres que atesora. Discretísimos los dos bases en orden de preferencia (Ricky Rubio y Carlos Cabezas) fue el tercero, Raül López, quien reactivó por momentos a España (24-19 a los 14m40s tras llegar a perder por diez, 24-14) gracias a dos asistencias al contraataque. La contra era un lujo (y no pura rutina) para el grupo de Scariolo que en el inicio había basado su ataque en los triples (0/10 en la primera parte) y no jugó con sus interiores en la zona hasta la aparición de Pau, el único que no ha jugado ni un solo partido de preparación y que logró seis de sus nueve puntos en los poco más de tres minutos que jugó de primer cuarto. Tampoco sobresalió su hermano Marc, irregular como cuando estaba martirizado por Dusko Ivanovic en el Barça y nada que ver con el excelente jugador que triunfó en Girona y destaca en Memphis. Sólo lanzó un tiro en todo el partido, lejos de poder frenar a los dos mejores interiores serbios, Novica Velickovic (12 puntos) y sobre todo Nenad Krstic (17), el único NBA de una selección que prescindió de las estrellas del pasado como Stojakovic, Milicic y en la que tampoco está Rakocevic, el máximo anotador de la Liga ACB el curso pasado.


La aparición de López fue un paréntesis placentero al triste epílogo de España a la primera parte, cerrada por 38-23 con los interiores serbios campando a sus anchas y el base Milos Teodosic dirigiendo con suficiencia a su equipo. España era un grupo cansado con Àlex Mumbrú y Jorge Garbajosa como máximos exponentes de dicho déficit. Un grupo timorato y triste en el que su único hombre mínimamente efectivo en ataque (Felipe Reyes, cuatro hasta entonces, acabó con 12) apenas tenía minutos. Reyes no jugó el tercer cuarto, en el que España, esta vez impulsada por siete puntos consecutivos de Juan Carlos Navarro (3/16 en tiros de campo) rebajó la desventaja (46-36 a 25m49s). Pero Pau fallaría cinco tiros libres seguidos (uno lo repitió) y Macvan pondría la máxima desventaja (56-37), a falta de diez minutos. Ahí, demasiado tarde, apareció Reyes y la se vio quien tiene toda la pinta de ser el revulsivo de este equipo en el torneo: Sergi Llull. Entre ambos acercaron otra vez a España (59-50 a 5m02s), pero los siguientes fallos de Pau desde la línea de personal acabaron por dar por perdido el último intentó de remontar. Al menos al jugador de los Lakers le quedó el consuelo de anotó el último tiro libre que lanzó. “Hemos empezado mal. Tenemos que remediarlo en los dos próximos partidos”, concedió en La Sexta. Su equipo se ahogó en el favoritismo. Le queda confirmar lo escrito por los cronistas y contar con Rudy Fernández, que no jugó por precaución tras recuperarse de una rotura fibrilar.


6 comentarios :

Joaquín Pineda dijo...

Lamentable el partido que nos ha ofrecido hoy España, estamos muy mal en ataque y el poco acierto que estamos teniendo en tiros de 3 empieza a ser alarmente.

Gracias por visitar mi blog!

Te añado a mis links.

Saludos!!!

Adrián Navarro dijo...

La verdad es que el partido fue bastante malo, se nota mucho la ausencia de Calderón. Pero también se hecha en falta la falta de jugadores que puedan tirar de 3 o encarar a la canasta, ayer únicamente la "bomba". Así es difícil, además Escariolo quita a los jugadores que entran en rachas anotadoras. Fue un día malo que hay que aplastar hoy.

Un saludo desde Pekefutworld y Fútbol es Pasión

Deprisa dijo...

Y ojo, lo normal es que todos ganen a Gran Bretaña, pero como hoy gane Eslovenia a Serbia, el viernes ganando España se puede ver un triple empate a 2 victorias, con lo cual juega mucho el basket average.

Baloncesto en Madrid dijo...

No sé si los jugadores confían realmente en Scariolo o lo ven como "el paquete que nos manda la Federación".

Ayer parecía que jugaban con desgana.

Todo Deportes dijo...

Yo tmbn opino lo que baloncesto madrid, Scariolo no es el entrenador que la selección española necesita y creo k los jugadors no se lo toman en serio.
Por lo menos ayer ganamos a Gran Bretaña y tendremos que esperar a gnar a Eslovenia sino pa' casa.

Toni Delgado dijo...

@Joaquín. Gracias a ti por tu visita ;) El partido contra Serbia no pudo ser peor. Tú también formas parte ya de los blogs recomendados.

@Adrián Navarro,hay que intentar que se note lo menos posible la baja de Calderón. Ricky, con tan sólo 18 años, tiene que asumir demasiadas responsabilidad y Cabezas y López no cuentan demasiado para el técnico.

@Deprisa, bien visto lo del basket average. A ver qué hace Gran Bretaña ante Serbia...

@Baloncesto en Madrid, desgana, falta de confianza... No parecía ellos.

@Todo Deportes, es extraño que a otros entrenadores no se les permitiesen compaginar la selección con otros equipos y que a Scariolo no se le pusiesen pegas.