lunes, 23 de julio de 2007

Stoner aumenta la frustración de Rossi

Stoner encara una curva en el circuito de Laguna Seca, en EE UU. - EFE

Laguna Seca
seguirá siendo, junto con el de Estambul, uno de los dos circuitos en los que Valentino Rossi nunca ha ganado. Y, como el año pasado, el escenario de sus peores momentos. En 2006 abandonó el trazado mientras Nicky Hayden dominaba a placer. Se quedó a 51 puntos del liderato. También fracasó en EE UU. Esta vez acabó la carrera, pero sólo fue cuarto en el monólogo de Casey Stoner. El piloto australiano, de tan sólo 21 años, logró su sexta victoria de la temporada y ya le saca 44 puntos a Il Dottore. Aumentó su frustración. 30 segundos les separaron. El español Dani Pedrosa fue quinto.

"Hace carreras que me veo campeón. Cada vez es más real esa posibilidad", sentenció Stoner. El piloto de Ducati no sólo se acercó más a su primer título mundial, además, rompió la estadística más curiosa: por fin el hombre pole, 13 carreras después, ganó la carrera. Y, por fin, el propio Stoner fue podio saliendo el primero. Esta temporada en los dos antecedentes no estuvo entre los tres primeros. Chris Vermeulen y Marco Melandri le acompañaron en el podio. Tres pilotos Bridgestone: la marca de neumáticos ganó su duelo con Michelin (Rossi y Pedrosa).

20'09 puntos

Sabe el heptacampeón que necesitará otra reacción espectacular como la del año pasado, cuando se puso por delante de Hayden en la penúltima prueba, en Estoril -gracias a la temeridad de Pedrosa, que tiró a su compañero-. Aún tendría más repercusión su remontada. Porque Stoner no es un simplemente un piloto regular, consigue 20'09 puntos de cada 25. Il Dottore sólo 16'09. Mucho tiene que cambiar todo en las siete pruebas que quedan, incluida una de sus favoritas, la de Philip Island, para que Rossi consiga su octavo mundial.

Como en Sachsenring, Pedrosa realizó una excelente salida. Se colocó primero, pero en pocos metros vio cómo Stoner le adelantaba. Y cuatro giros después fue Vermeulen, por el interior, quien le pasó. Con problemas en sus neumáticos, el piloto español nunca se sintió bien en un circuito tan exigente como el de Laguna Seca -"La moto rebotaba mucho. No podíamos atacar, teníamos que ser conservadores"-. No tuvo las sensaciones de 2006, cuando fue segundo tras Nicky Hayden.

La decepción de Hayden

Tampoco el estadounidense cumplió en el trazado de su país, donde había ganado en 2005 y 2006. Estuvo a punto de caerse en la primera vuelta, cuando Hopkins colisionó con su Honda. Y de estar a punto de ponerse a rueda de Pedrosa pasó a perder posiciones. Hasta ir último, el 15º, hasta ser doblado a falta de nueve vueltas por el imparable Stoner. Poco después abandonó, absolutamente decepcionado. El campeón del mundo es décimo... ¡a 148 puntos del liderato!

Quien sí que brilló en EE UU fue Melandri. El sábado, en la sesión de calificación, el piloto italiano se lanzó de la moto cuando vio que iba a impactar contra un muro. Poco después apareció cojeando, se montó en su Honda y se clasificó décimo. En la carrera su actuación aún fue más meritoria. Igualó la tercera plaza de 2006. Desesperó a Pedrosa primero y a Rossi después, pero nunca tuvo opciones de alcanzar al australiano Vermeulen.

1 comentario :

amipu dijo...

només passo a saludar!!!! no tinc temps per escriure gaire, un dia m'hi dedicaré més, ho prometo, però no podia esperar més deixar una senyal de les meves visites al teu blog.
Sempre sempre viva rossi, perquè és mono el noi. jaja. (un dia m'ho curro més, ho prometo!)
petonets d'alegriaaaa