sábado, 11 de febrero de 2017

Marta Tudanca: llegó la calma

La alero vitoriana y Gisela Vega concretan la remontada del Araski ante el Universitario de Ferrol

Marta Tudanca, durante el partido. Foto: Toni Delgado. 

Toni Delgado / Girona 

"Ha tenido muy buenos partidos, pero muy mala suerte en otros. Necesita ser la estrella en dos para creérselo de verdad. No tiene que demostrar nada a nadie, eh. A ver si contra el Universitario de Ferrol es uno, y otro, en la final", comenta a Cronómetro de Récords Joseba Pérez de Heredia, director de Deportes en la Diputación de Álava. Se refiere a Marta Tudanca (Vitoria, 1990), que le dio la razón en la pista. La alero, resolutiva y directa desde el principio, y Gisela Vega, de poco a mucho,
concretaron la remontada ante el Universitario de Ferrol de un Araski que jugará las semifinales de la Copa de la Reina ante el Uni Girona.

"Yo diría que desde que ascendimos a Liga Femenina 2 cada año la hemos llamado por lo menos una vez. Marta Tudanca siempre ha sido sincera y entendíamos su postura, aunque seguíamos insistiendo con nuestra propuesta. Ella vio que ésta era la temporada que podía dar ese paso [con el equipo en Liga Femenina], y nosotros, encantados. Y creo, al menos por lo que dice, que ella también", desarrolla Livia López, la presidenta de Araski: "Esa puesta en escena en su ciudad, en muchos momentos, le ha jugado una mala pasada. La presión de no fallar. Incluso el cuerpo técnico le ha dicho que se relajase. De hecho, le han salido muy buenos partidos fuera y en casa le ha costado, aunque ha estado en momentos determinantes. Hay que dejar que evolucione. Seguro que nos va a dar grandes momentos". 

En Fontajau hubo momentos que Marta Tudanca (14 puntos) resultó inabordable en un partido muy bien competido por los dos equipos. En el primer cuarto impidió que el Universitario de Ferrol, dominador en el rebote (12 por 5 entonces, 40 por 30 al final), se distanciase gracias a la versatilidad de Bea Sánchez y Barbee. María Aráujo, una de las jugadoras del año, dio un golpe sobre la mesa (37-39 al descanso).

Hasta cuatro tiros necesitó Gisela Vega para anotar su primera canasta. El acierto le llenó de confianza. En la primera parte fue una pívot desquiciada. En la segunda, ella misma. Patricia Cabrera metió su único triple en poco más de ocho minutos y Bea Sánchez distanció al Universitario de Ferrol (53-60 a falta de 3m 48s). El partido estaba muy cuesta arriba para un Araski errático al que le vino de maravilla un triple de Roselis Silva. Después, Marta Tudanca recuperó un balón medio imposible y forzó la antideportiva de Kesanen, anotó un tiro libre y empató a 60 con otro lanzamiento desde más allá de 6,75. Gisela Vega puso el resto. Patricia Cabrera pudo forzar la prórroga, pero tiró desequilibrada. A su entender, porque recibió una falta personal.