miércoles, 1 de junio de 2022

"Marta Montoliu suma en cualquier detalle de la vida"

La trayectoria deportiva de la escolta internacional, que se acaba de retirar, a través de 20 testimonios, incluido el de la protagonista  


Marta Montoliu camisetas carrera profesional
Marta Montoliu en el patio de su colegio con las camisetas de su etapa como profesional. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 

Toni Delgado (@ToniDelgadoG) / Barcelona

"Siempre he tenido claro que dejaría el baloncesto siendo joven, sobre todo por el miedo a no encontrar trabajo después. Necesito tiempo para adquirir experiencia", reconoce Marta Montoliu (Barcelona, 1994), que anunció su adiós de las pistas el pasado 2 de mayo. Apenas 24 horas después de su último partido.

"Las lesiones me han respetado y habría podido continuar, pero pienso en la retirada desde antes de la pandemia. En 2020 ya me planteé colgar las botas", añade, mientras un grupo de estudiantes hace una clase de Educación Física. Hoy les toca voleibol. Estamos en el Col·legi Sant Miquel, en el Eixample barcelonés, donde la escolta internacional empezó a jugar a baloncesto y estudió desde P3 a Bachillerato.  

—Cuando empezó la temporada sabía que había un 75% de posibilidades de que me retirase al final del curso –confiesa Marta Montoliu. 
—¿Tener el adiós tan cerca te ha hecho vivir la temporada con más nostalgia? –le pregunto. 
—Es posible... Al principio estaba contenta y disfrutaba tanto en la cancha que incluso llegué a plantearme continuar un año más. Fue durante las últimas semanas cuando más pensé en que se acercaba el final. Recordaba las personas, los momentos y las enseñanzas que me ha regalado en el baloncesto, y se me ponía la piel de gallina... 

Último partido como profesional de la jugadora de baloncesto Marta Montoliu
La entrevistada en su último partido como profesional. Foto: Paco Hernández / FEB.

Su familia no se perdió su último partido, en el Pabellón Fausto Vicent de Alcantarilla (Murcia). "Siempre que hemos podido hemos estado a su lado y no queríamos faltar en un momento tan importante. Fue un día triste, de muchas lágrimas que cerraba su etapa como jugadora y no lo pudo hacer como quería, con el ascenso", interviene Josep Maria Montoliu, su padre. 

"Decir adiós sin que el CD Zamarat volviese donde se merece y quizás con menos protagonismo del esperado cuando renové fue duro. El equipo no estaba en su mejor momento emocional. El CB Jairis fue mejor que nosotras en la final. Es un muy buen equipo", confiesa Marta Montoliu.  

Marta Montoliu dónde empezó a jugar a baloncesto
La escolta internacional después de la entrevista. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 

Es un libro abierto y siempre tiene un libro abierto. Ha venido a la entrevista en metro y devorando El Club del Crimen de los Jueves, de Richard Osman. "Es una buena novela negra. Son las que más me gustan. También me interesan las biografías de deportistas. Leo muchísimo", comparte. Se aficionó sobre todo en Zaragoza, en su etapa en el Stadium Casablanca, cuando ya se había graduado en CAFE (Ciencias de la Actividad Física y del Deporte): "Me entrenaba, comía, leía y dormía. ¡Ya está!". Nos reímos, claro. 

Marta Montoliu jugadora de baloncesto leyendo
Marta Montoliu leyendo. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 

"La Educación Física es una asignatura vital, igual que mantener una vida saludable", reivindica la entrevistada, que hizo las prácticas del Máster de profesorado de Secundaria en su colegio. "'Marta vive en Canarias. Ni frío ni calor', nos decía un tutor suyo. Se refería a que se adaptaba a las circunstancias pasando desapercibida y sin dejar de estar pendiente de hacer crecer al resto", recuerda su madre, Gemma Matias. "Siempre ha querido ayudar, animar e incitar a superarse a todo el mundo. Su prioridad ha sido buscar y luchar por lo mejor para el grupo", destaca Josep Maria Montoliu, su padre. 

Marta Montoliu es un aliento continuo, un abrazo y un consejo. Sabe escuchar y leer los silencios y las emociones.  

—Jamás me ha fallado. Está a mi lado, me aconseja y me impulsa cada día –le agradece su hermano Marc. 
—En el Cadí La Seu [AE Sedis Bàsquet] me ayudó muchísimo con el español y el baloncesto. ¡Siempre será una amiga! –asegura Aleksandra Stanacev
—Se preocupa por sus compañeras y lidera desde su constancia. Marta nunca se da por vencida, su ética de trabajo es envidiable y siempre anima y cuida al grupo –la retrata Vega Gimeno. Jugaron juntas en el Stadium Casablanca. 
—Siempre quiere ayudar. En un partido contra el Valencia Basket estaba lesionada y quiso echarme una mano en parte de mis funciones en ese momento, apuntando qué tipo de canasta nos metían (spot up, PnR, transición...). Si haces eso, prácticamente no puedes ver el encuentro. Marta también me ayudó con los nombres de los sistemas del rival –recuerda el entrenador Marc Ribas. 

¡Hola, Marta! Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords.

—Le gustase más o menos lo que le proponía nunca recibí un 'no' por su parte. Siempre ha estado cuando la he necesitado, ya fuese para una entrevista con los medios, una visita a un colegio, un vídeo... –le agradece Portal Iglesias, hasta hace unos días responsable de comunicación y fotógrafa del CD Zamarat. 
—La recuerdo como una persona generosa y una hermana mayor –cuenta Laura Rovira, con quien coincidió en el CBF Sarrià y en el UB Barça. 
—A la Monto la conocía desde infantiles y tenerla cerca me hizo más fácil integrarme al Sedis. Habíamos quedado durante el verano y me iba explicando cosas. Se lo agradezco mucho –interviene Ariadna Pujol, ahora capitana del Cadí La Seu. 

Hay gestos y detalles que no se aprenden, como la empatía o el liderazgo. Se tienen o no se tienen.

—Es una líder silenciosa que aplica y comparte sus valores. Sus números son buenos, pero no son lo más importante para ella –la define Isa Latorre.  
—Le cantábamos "Follow the leader, Montolider... Follow the leader, Montolider.." –me tararea su amiga Cristina Garcia: "Marta suma en cualquier detalle de la vida. Todo se lo ha ganado a base de esfuerzo y sacrificio".

El poder de Marta Montoliu es el compromiso. 

"Si me comprometo con algo o con alguien, me dejo el alma. He dado mi palabra", resume. Lo ha aprendido en casa. "A nuestros hijos les hemos transmitido que, antes de decir algo o de tomar una decisión, piensen, valoren y asuman las consecuencias que puede comportar", explican sus padres.  

Se considera muy, muy ordenada. Marta Montoliu necesita tenerlo todo muy planificado y odia los imprevistos.  

—¿Sufres mucho cuando los planes no se cumplen? –le pregunto.
—Claro... El año pasado Marina Lizarazu siempre me repetía la misma frase: "Marta, tienes que relativizar las cosas...". "No todo es blanco o negro", me insiste mi padre –confiesa.
—¡Benditos grises, Marta! 
—Sí... Me cuesta ver los grises, aunque diría que esta última temporada los he asimilado un poco más. 
—Pues a mí me transmites que hay muchas cosas que relativizas... ¿Necesitas un tiempo para digerirlas?  
—Exacto. Con los años, he aprendido que hay muchos detalles que no puedes controlar. Primero me afectan y luego... Analizo qué ha pasado. Puedo ser muy impulsiva al principio y después necesito pensar... Pregúntale a Marina Lizarazu... 
—Diría que Marina Lizarazu es psicóloga, ¿no?
—¡Sí! ¡Y fue mi psicóloga! [Nos reímos]. Íbamos a pasear por el río y hablábamos de todo –le agradece.

Marta Gómez Marta Montoliu Gala Mestres Isa Latorre fase de ascenso a Liga Femenina 2022 Alcantarilla Murcia
Marta Gómez, Marta Montoliu, Gala Mestres e Isa Latorre celebran la victoria del CD Zamarat en las semifinales de la Final a Cuatro por el ascenso a Liga Femenina. Foto: Paco Hernández / FEB.

Jamás se olvida de quién le ayudó. En su primer año fuera de Barcelona, en el Sedis, convivió con "uno de los mejores grupos humanos" de su carrera. "Destacaría a Geo Bahí, Tania Pérez, Laura Gil y Ana Suárez, que me cuidaron muchísimo y me hicieron la vida mucho más fácil. Me costó adaptarme al nivel de exigencia de Miguel Ángel Ortega. Era muy, muy alto", reconoce la barcelonesa.   

Marta Montoliu Cadí La Seu
Marta Montoliu en su etapa en el Cadí La Seu. Foto: Agustí Peña. 

—¡Sinceramente, creo que a Marta no le costó nada adaptarse! Tratábamos de hacer muchas cosas como equipo para que tanto ella como el resto se sintiesen como en casa: meriendas, ir al cine, subir a Andorra... ¡Éramos una piña! –recuerda, enérgica, Geo Bahí. 
—Intenté apretarla y mimarla a la vez, que entendiese que el trabajo sería la base del proceso, ayudarla en los momentos bajos y celebrar los aprendizajes. Fue un año muy especial tanto deportiva como personalmente. Una temporada de convivencia en el "pisiko de mis amores", con Geo y Marta, fue... ¡Muy guay! Conectamos mucho –celebra Tania Pérez, a quien ya conocía del CBF Sarrià. Volverían a coincidir en el Stadium Casablanca.  
—Sabía qué era pertenecer a un club modesto y con tanto corazón como el Sedis. Era una de las jugadoras que marcaba la identidad y el orgullo de pertenencia. Siempre ha creído mucho en ella misma y ha trabajado al máximo. Cualquier entrenador o entrenadora quiere jugadoras así –la retrata Bernat Canut, exentrenador ayudante y principal del club. Ahora dirigirá al Uni Girona. 

Marta Montoliu se emociona recordando al desaparecido Joan Carles Pie, "el primer entrenador en la élite que apostó por mí". "Era un gran técnico y una persona muy divertida que me ayudó muchísimo. Empezó a entrenarme en mi segundo año como profesional y aquella temporada confió mucho en mí. Ya había aprendido los entresijos de ser profesional y en verano trabajé con Alexis, un preparador personal". 

Marta Montoliu Stadium Casablanca
Monto en el Open Day Liga Femenina de Torrejón de Ardoz de 2018. Foto: Luis Javier Benito.

Aunque tiene un perfil claro de capitana, la escolta barcelonesa no lo ha sido hasta llegar al CD Zamarat. "Ha sabido muy bien ser una capitana dentro y fuera de la pista haciendo que el grupo estuviese siempre unido y disfrutase del baloncesto. Tiene muchas inquietudes", la retrata Gala Mestres, con quien ha coincidido en diferentes etapas. Las dos últimas, en Zamora. "Es una capi que siempre mira por el bien del equipo y desde el principio consigue que seamos mucho más que un grupo deportivo porque propone que compartamos tiempo fuera", añade Isa Latorre. 

—Siempre te has adaptado bien a los roles. Eres bastante camaleónica, pero entiendo que a veces cuesta más –le comento a Marta Montoliu.
—No, no... Cuesta mucho siempre. Suceda lo que suceda, tienes que continuar dando lo mejor de ti en los entrenamientos y partidos. Es el único camino –responde. 

CBF Sarrià Marta Montoliu
¿Dónde está Marta? ¿Reconocéis a sus compañeras en el CFB Sarrià? Foto: Luis Javier Benito. 

Para Fabián Téllez, que la entrenó en el CBF Sarrià y en el Stadium Casablanca, Marta Montoliu es un espejo. "Las jugadoras que quieran comprender en qué consiste ser profesional verán en ella a una jugadora que se ha reinventado y ha continuado siendo competitiva en alto rendimiento, que ha lidiado con diferentes roles en función de las necesidades del equipo o que es muy fácil de entrenar", expone el técnico barcelonés. 

María Leclère, aficionada del Stadium Casablanca, también la considera un ejemplo para las niñas: "Con su generosidad en la pista les enseña que la jugadora que mete 20 puntos es igual de valiosa que la que hace que el resto pueda anotar, apoya desde el banquillo o instruye a las pequeñas. Marta es una sonrisa y siempre tiene buenas palabras para la grada".   

Marta Montoliu camiseta BBC
La entrevistada con una camiseta del BBC badalonés. Foto: Gemma Matias.

La escolta es una brújula para el equipo y entiende muy bien el baloncesto. "Su lectura de juego es excelente y su polivalencia hace que sea generadora en más de una posición y en momentos clave de un partido", añade Gala Mestres. "Entiende y ve el baloncesto de una manera muy inteligente. Formábamos un buen dúo defensivo porque nos entendíamos muy bien", aporta Tania Pérez. "No destaca ni por su velocidad ni por su físico, pero es muy lista y lee muy bien el juego. Tiene las manos rápidas y roba bastantes pelotas", la retrata Ariadna Pujol.  

Los intangibles son esos detalles que la estadística no refleja, aspectos vitales durante los partidos y entrenamientos. "Es el trabajo invisible, intentar que todo el mundo esté a gusto y lo dé todo. No es necesario ser la protagonista. Ya hay muy buenas jugadoras que pueden serlo", describe la propia Montoliu. Marc Ribas lo tiene claro: "Marta es quien que hace el esfuerzo que el equipo necesita, sabe cómo y cuándo decir las cosas. Lidera desde el ejemplo, el compromiso y la perseverancia. Es la primera en exigir, pero la primera que se exige". 

Marta Montoliu capitana CD Zamarat
Capitana para siempre del CD Zamarat. Foto: Portal Iglesias. 

—Preparando la entrevista pensaba que quizás la gran pena de tu carrera haya sido no disputar una Copa de la Reina... –le comento a Marta Montoliu. 
—Posiblemente... Aunque hay un matiz importante... En mi última temporada en el Sedis nos merecimos jugarla. Entonces la disputaban cuatro equipos y cuando anunciaron la sede y también cuando se acabó la Liga regular éramos cuartas. ¿Qué pasó? Que la FEB la volvió a organizar en Torrejón de Ardoz y puso como anfitrión al Rivas... ["Como representante de la provincia sede", matizó la Federación]. 
—Un golpe anímico que no os impidió acabar el curso cuartas y ponerle las cosas muy difíciles al Perfumerías Avenida en semifinales –le comento.
—Competimos los primeros tres cuartos del primer partido en Salamanca, las ganamos en casa y en el tercero y definitivo también lo hicimos muy bien –recuerda, orgullosa, mientras se fija en los y las adolescentes que juegan a baloncesto en el patio. Son sus orígenes. 

Marta Montoliu inicios baloncesto Col·legi Sant Miquel Barcelona
Marta Montoliu tras un campeonato con el Col·legi Sant Miquel. Foto: archivo de Marta Montoliu.
 
Después de tres años en el Col·legi Sant Miquel, Marta Montoliu aterrizó en el BBC badalonés, en mini de segundo año. Fue su primer equipo federado, "un cambio muy grande y enriquecedor porque pasé de entrenarme un día a la semana a hacerlo tres y uno más de PDP. Me acuerdo mucho de Ricardo, Edgar y Àlex, los entrenadores, y de las compañeras". Jugó en el UB Barça en el último año de vida del club y se fue al CBF Sarrià, donde "crecí mucho y Fabián Téllez me dio mucha confianza cuando me hacía subir con el sénior de Liga Femenina 2 siendo júnior de primer año".  

Marta Montoliu CBF Sarrià
Marta Montoliu con una copa en sus tiempos con el CBF Sarrià. Foto: Gemma Matias.

Tras la desaparición del CBF Sarrià, fichó por el Bàsquet Femení Sant Adrià, el destino de gran parte de sus compañeras: "Fuimos subcampeonas de España. Competíamos muy bien. Tuve a Jordi Vizcaíno en el júnior y en el Copa Catalunya". El curso siguiente aterrizó en el Lima Horta Bàsquet, donde "aprendí mucho de roles, de Isaac Fernández y de compañeras muy experimentadas que habían jugado en Liga Femenina como Laura Navarro o Ana María Moreno". Su última experiencia en Catalunya fue la más difícil, en el Barça CBS: "Ganamos pocos partidos y bajamos. Fue duro en todos los sentidos". 

Marta Montoliu Barça CBS
La escolta internacional en su etapa en el Barça CBS. Foto: Luis Javier Benito.

Su primera experiencia como entrenadora fue en la Escola Virolai, en Horta y con preminis.
 
—¿Entrenarás a algún equipo la próxima temporada? –le pregunto a Marta.
—Me gustaría. No está cerrado al 100%. Pronto se sabrá... –responde.
—¿Pronto o muy pronto? 
—Muy pronto.
—Entiendo que sería en Barcelona... 
—De momento, no quiero dar más detalles... [Se ríe]. 
—Sólo uno más... ¿Es una ciudad en la que hayas jugado?  
—En un sitio donde seguro que me gustaría vivir...  


Marta Montoliu Gala Mestres CD Zamarat
Hay quien se viste igual que otra persona... ¡Y quien se lee el mismo libro a la vez, como Marta Montoliu y Gala Mestres! Foto: Clara Ché.


Dejemos las dudas sobre el destino de Marta Montoliu y centrémonos en las certezas. Su lectura del baloncesto es privilegiada. "La conozco desde que tenía 13 años, desde nuestra etapa en el CBF Sarrià, y te aseguro que es una de las jugadoras más inteligentes que he entrenado", reconoce Fabián Téllez. "De pequeña hablaba mucho en la pista, y me encantaba comentar con ella cómo podía atacar o defender al rival. Ya veía muchas acciones o buscaba soluciones a problemas antes de que el entrenador nos lo pudiese comunicar", expone Cristina Garcia.

Cristina garcia Marta Montoliu CBF Sarrià
Marta Montoliu y Cristina Garcia mordiendo la medalla de plata del Campeonato de España de clubes de 2010. Foto: Vicenç Garcia.

Y Marc Ribas, más que hacer un pronóstico, verbaliza algo que sabe que pasará seguro: "Será todavía mejor entrenadora que jugadora porque piensa como una entrenadora: va un paso por delante de las acciones, se anticipa y se prepara. El equipo sube el nivel de concentración cuando ella está en pista".

—Siempre ha querido ser muy clara y cercana con los y las peques para encontrar la mejor manera de que aprendan. Trasmite su pasión –la retrata Geo Bahí.
—Liderar no es imponer ni tampoco dejar hacer lo que quiera a todo el mundo. Es un equilibrio. Es exigir colaborando con el jugador o la jugadora. Y ese es el perfil de Marta como entrenadora: exige y acompaña –expone Bernat Canut.  
—Mi abuela Josefina siempre me pide que no sea tan exigente dirigiendo –cuenta, entre risas, la propia Marta Montoliu, medalla de plata en el Europeo sub 20 de 2014. 
—Entrenó a mis hijos Joel y Jan en el Sedis y te puedo asegurar que tanto a ellos como al resto del equipo les transmitió su pasión por el baloncesto. Es cercana y se preocupa por generar nuevas inquietudes y porque crezcan en todos los sentidos –comenta Miquel Martínez, miembro de GAS, el grupo de animación del Sedis. 

entrenadora Marta Montoliu Cadí La Seu Sedis Bàsquet
Biel Martínez (número 10) y Jan Martínez (9) con Marta Montoliu en su etapa como entrenadora de formación en el Sedis. Foto: AE Sedis Bàsquet.

"Una jugadora con la que todo el mundo quiere jugar nunca puede salir mal en una foto", asegura Luis Javier Benito, LuisJa, retratista con un largo recorrido en el baloncesto femenino. "Le tengo mucho cariño a las fotos que le hice a ella y al resto de la concentración de la sub 19 antes del Mundial de 2013. Son jugadoras a las que aprecio mucho", añade. "Esté haciendo lo que te esté haciendo, Marta siempre te da juego cuando la retratas", interviene la fotógrafa Portal Iglesias. 

Ariadna Pujol Marta Montoliu selección española sub 19
Ariadna Pujol y Marta Montoliu. Foto: Luis Javier Benito.

Queda una última pregunta para Marta antes de la sesión de fotos para la entrevista y en el patio del Col·legi Sant Miquel, donde empezó todo. 
 
—¿Buscarás plaza de profesora de Educación Física para el próximo curso? –le pregunto. 
—Intentaré compaginar el banquillo con algo por las mañanas, pero no creo que sea de profe. Necesito un año de relax mental.  

"Entendemos su decisión y también nos sabe mal que lo deje porque la hemos acompañado en esta etapa. Ha sido un orgullo ver cómo superaba cada obstáculo que se encontraba y que ha llegado donde quería", reconoce Josep Maria Montoliu, su padre. "Mi hermana me ha enseñado que, si quiero algo, por más difícil que sea, necesito persistir hasta conseguirlo. Ella nunca baja los brazos y es muy competitiva. Querrá ganar una pachanga de pádel, baloncesto, tenis... ¡No le gusta perder ni las canicas!", la retrata su hermano Marc.  

No hay comentarios :